Panamá y Costa Rica analizarán la crisis migratoria en una cita en su área fronteriza

0
412

Reunión entre Panamá y Costa Rica para abordar el flujo migratorio desde Colombia

Ciudad de Panamá, 31 ago (EFE).- Los cancilleres y ministros de Seguridad de Panamá y Costa Rica se darán cita el viernes cerca de la frontera común para abordar la explosión del flujo migratorio que cruza ambos países. Esta situación se ha agravado en los últimos meses, con más de 330.000 viajeros irregulares llegados desde Colombia a través de la peligrosa selva del Darién.

El ministro panameño de Seguridad Pública, Juan Manuel Pino, anunció que se llevará a cabo una reunión en la capital de la provincia de Chiriquí, David, en la cual participarán los cancilleres y los ministros y viceministros de Seguridad de ambos países. Además de la seguridad, uno de los temas principales a tratar será el flujo migratorio, ya que tanto Panamá como Costa Rica son territorios de tránsito para las personas que viajan hacia Norteamérica, lo que ha generado consecuencias negativas para las comunidades fronterizas.

Durante el mes de agosto, solo en Panamá, han llegado aproximadamente 78.000 personas después de cruzar la selva del Darién, lo que representa una cifra sin precedentes desde que se intensificó la crisis migratoria en 2021. En total, se estima que más de 330.000 migrantes irregulares han atravesado esta peligrosa ruta en su viaje hacia Estados Unidos, enfrentando todo tipo de peligros y sufriendo graves consecuencias físicas y emocionales.

Panamá y Costa Rica analizarán la crisis migratoria en una cita en su área  fronteriza - El Tiempo

El ministro Pino señaló que el flujo migratorio tiene impactos negativos en el Darién, como la contaminación del parque nacional panameño, lo que afecta también a las poblaciones fronterizas. Por esta razón, es importante que los migrantes no se estanquen en esta zona y continúen su camino hacia Costa Rica, donde se les brinda asistencia médica y alimentaria, así como se toman sus datos biométricos.

Pino destacó que la movilidad es lo que buscan los migrantes, por lo que es necesario abordar el tema de la migración irregular a nivel regional. En este sentido, se han llevado a cabo reuniones trilaterales, bilaterales y multilaterales en Panamá para buscar soluciones conjuntas.

En la frontera entre Panamá y Costa Rica, la población de Paso Canoas ha mostrado su descontento con la presencia de los migrantes, llegando incluso a cerrar intermitentemente el área. Esto ha generado tensión en la frontera y ha puesto de manifiesto la necesidad de abordar de manera efectiva este problema migratorio.

Panamá ha anunciado que la próxima semana se tomarán nuevas medidas en la frontera con Colombia para hacer frente a esta avalancha migratoria. Además, ha acusado a los países del sur de América de no brindar suficiente apoyo para resolver esta situación.