Pareja en estado de ebriedad asfixió accidentalmente a su bebé en Monagas

0
291

Un trágico incidente ocurrió el pasado 29 de octubre en el sector Altos de Azagua, parroquia Cachipo, municipio Punceres (Quiriquire), estado Monagas, donde una pareja en estado de ebriedad asfixió accidentalmente a su bebé de tres meses de edad.

Según la investigación realizada por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), los padres, de 26 y 32 años, estaban consumiendo bebidas alcohólicas y se acostaron en la cama con la pequeña.

Al despertar al día siguiente, descubrieron que la bebé había fallecido, quedando atrapada entre la cama y la pared. La autopsia reveló que la causa de la muerte fue asfixia mecánica.

Este no es el único caso trágico que ha ocurrido recientemente en Venezuela. En Caracas, una mujer de 23 años fue arrestada por su presunta implicación en la muerte de su recién nacido.

Según las investigaciones, la mujer dio a luz en su hogar, cortó el cordón umbilical con una tijera y trató de deshacerse del bebé colocándolo en una bolsa plástica. Afortunadamente, los familiares intervinieron y rescataron al niño, trasladándolo al Hospital Materno Infantil Hugo Chávez Frías en El Valle.

Sin embargo, lamentablemente, el bebé falleció poco después. La autopsia determinó que la causa de la muerte fue un traumatismo craneoencefálico severo, además de una herida en el área del cuello.

Ambos casos son verdaderas tragedias que han conmocionado a la sociedad venezolana. Los padres de la bebé asfixiada fueron detenidos y entregados a la Fiscalía Novena del Ministerio Público, mientras que la mujer involucrada en la muerte del recién nacido quedó bajo la jurisdicción de la Fiscalía 104°.

Estos sucesos son un recordatorio de la importancia de la responsabilidad y cuidado que se debe tener hacia los más vulnerables, especialmente los niños. La sociedad debe tomar conciencia de la importancia de la prevención y educación para evitar tragedias como estas.