Paro nacional en Guatemala: Comunidades indígenas protestan por situación política

0
155

El movimiento indígena de los 48 Cantones de Totonicapán ha iniciado un paro nacional indefinido en Guatemala, exigiendo la renuncia de la fiscal general, Consuelo Porras, el fiscal Rafael Curruchiche y el juez Fredy Orellana. Esta demanda surge como consecuencia de los allanamientos llevados a cabo en el Tribunal Electoral días atrás.

En solidaridad con las comunidades indígenas, diversas organizaciones civiles y estudiantiles también se han unido al paro nacional. Los manifestantes han bloqueado 24 carreteras estratégicas en todo el país y han amenazado con bloquear las fronteras, aduanas y aeropuertos si no se atienden sus demandas en los próximos días. Incluso han planteado la posibilidad de cerrar el Ministerio Público.

Luis Pacheco, presidente de los 48 Cantones de Totonicapán, ha dejado claro que su manifestación es pacífica y que no buscan la confrontación ni dañar propiedades. Sin embargo, si es necesario, están dispuestos a cerrar el Ministerio Público y exigir que todos los ocupantes desalojen el edificio.

Además de la renuncia de los funcionarios mencionados, los manifestantes también exigen que el Ministerio de Gobernación detenga el uso de agentes antimotines en los municipios de San Julián y Tactic, en el departamento de Alta Verapaz. En estos lugares, se ha reportado el uso de la fuerza por parte de las autoridades contra la comunidad indígena Q’eqchi’, que protestaba pacíficamente.

El Ministerio de Gobernación ha instruido a la Policía Nacional Civil a utilizar la fuerza únicamente después de realizar un análisis de riesgo correspondiente. Sin embargo, los manifestantes consideran que estas medidas son insuficientes y exigen una acción más contundente.

Este conflicto surge a raíz de los allanamientos realizados por el Ministerio Público en la sede del Tribunal Supremo Electoral, donde se incautaron las actas electorales 4 y 8. Estas actas contienen información crucial sobre los resultados de las elecciones pasadas. Según el fiscal a cargo de la diligencia, los allanamientos fueron realizados en respuesta a una supuesta denuncia de anomalías en el proceso electoral.

El movimiento de los 48 Cantones considera que estos allanamientos son una amenaza a la democracia y a la autonomía de su pueblo. Por lo tanto, han decidido declararse en paro nacional indefinido y han convocado a todos los ciudadanos y organizaciones del país a unirse a su causa.

Ante esta situación, el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif) ha llamado a la ciudadanía a manifestar su descontento sin bloquear las carreteras. El Cacif enfatiza la importancia de que los guatemaltecos puedan ejercer su derecho a la libre locomoción y que las vías estén despejadas para no afectar las actividades diarias, los estudios y los servicios de salud.

Es importante estar atentos a los acontecimientos y seguir de cerca el desarrollo de este paro nacional indefinido en Guatemala.