Perú: Al menos 2.000 mujeres serían explotadas por el Tren de Aragua

0
328

La organización criminal internacional Tren de Aragua genera millones de soles a través de su principal negocio ilícito en Perú: la explotación sexual, según una investigación de la Policía Nacional de ese país (PNP).

Para lograrlo, esta red tiene un sistema que empieza y termina en Venezuela, llegando a las manos de Niño Guerrero, su máximo cabecilla, recoge un trabajo de Infobae.

Según información de la PNP y la Fiscalía, por el trabajo que realizan las sub organizaciones que trabajan en alianza o para el Tren de Aragua en Perú, Niño Guerrero recibiría S/ 4,5 millones al mes aproximadamente.

Más de 2.000 mujeres explotadas

Tren de Aragua es una organización con jerarquía. Esta estructura es utilizada en su negocio de la explotación sexual, asegura un informe de El Comercio.

La PNP estima que al menos unas 2.000 mujeres son explotadas sexualmente en país inca, además de aquellas que son enviadas a zonas del interior, donde impera la minería ilegal o el narcotráfico.

La cadena para capturar a sus víctimas inicia en Venezuela, donde se “contrata” a la mayoría de las mujeres. Muchas, entre ellas menores de edad, fueron captadas con engaños. Les dijeron que iban a trabajar en discotecas o restaurantes, pero luego fueron obligadas a ejercer la prostitución. Si no cumplen, las violentan sexualmente, por lo que terminan haciéndolo contra su voluntad.

Un segundo grupo de la red criminal se encarga de trasladarlas de Venezuela a Perú, para lo cual deben pagar una “suscripción”. Se estima que esta puede superar los S/ 20.000. Una vez que están en el país, un tercer grupo las ubica en las famosas casas de acogida. Luego las colocan en plazas, como les llaman a las zonas específicas donde operan.

Las mujeres explotadas deben pagar un cupo aproximado de 700 soles a la semana.

Además de Lince, en Lima se han identificado por lo menos ocho plazas donde el Tren de Aragua tiene presencia: Plaza Norte, Pro, Huandoy, Estación Plaza San Martín, alrededores del Hospital María Auxiliadora, Jr. Zepita, Breña y Chosica.

Con información de Impacto Venezuela.