¿Por qué el gobierno insiste en que el Tren de Aragua no existe y que es una «ficción creada por la mediática internacional»?

0
182

La banda criminal conocida como el Tren de Aragua ha llamado la atención de los organismos de seguridad en América Latina debido a sus características distintivas y actividades delictivas. Sus miembros suelen tener tatuajes de rifles AK-47, estrellas, trenes, granadas y máscaras de gas, e incluso algunos llevan tatuajes del famoso jugador de baloncesto Michael Jordan. Se dedican a la extorsión, secuestro, tráfico de migrantes y asesinatos.

Varios países de América Latina, incluyendo Colombia, Chile, Ecuador y Perú, han reportado la captura de miembros de esta banda venezolana. Incluso Estados Unidos ha dado a conocer información sobre detenciones y delitos asociados al Tren de Aragua. Sin embargo, Caracas insiste en que esta organización es una «ficción» y que ya no existe.

El canciller venezolano, Yván Gil, afirmó que el Tren de Aragua es una etiqueta inexistente creada por la mediática internacional, al igual que el Cartel de los Soles, que según él también demostró ser inexistente. Según las autoridades venezolanas, esta organización fue desmantelada y ya no opera fuera de las fronteras del país.

Sin embargo, las declaraciones de Gil han generado fricciones entre Venezuela y algunos países de la región. La ministra del Interior de Chile, Carolina Tohá, calificó como un «insulto» que Venezuela niegue la existencia de la banda criminal y la atribuya a una invención de los medios internacionales.

Según InsightCrime, el Tren de Aragua es la estructura criminal más poderosa de Venezuela y el único grupo local que ha logrado expandirse más allá de sus fronteras. Esta organización delictiva se originó en la cárcel de Tocorón en 2005, cuando un sindicato de obreros comenzó a extorsionar a las empresas contratistas a cambio de seguridad durante la construcción de una línea ferroviaria.

La existencia y operación de esta banda criminal ha generado preocupación en varios países, siendo Perú el que la ha catalogado como su «enemigo número uno». Para combatirla, Perú ha creado el Grupo Especial contra el Crimen Organizado, que llevará a cabo operaciones especiales a nivel nacional para desarticular sus redes periféricas.

La presencia del Tren de Aragua también se ha extendido a Estados Unidos, donde han sido detenidos varios delincuentes que confesaron ser miembros de la banda. Las ciudades de Chicago y Florida parecen ser las más afectadas por su presencia. Las autoridades venezolanas sostienen que se está intentando desacreditar a los migrantes y que algunos países no están cooperando en la lucha contra esta organización criminal.

Aunque Venezuela afirma que el Tren de Aragua ha sido desmantelado, aún hay incertidumbre sobre el paradero de su presunto líder, conocido como «El Niño Guerrero». La cárcel de Tocorón, donde operaba la banda, fue intervenida por los cuerpos de seguridad hace más de seis meses, pero no se ha revelado información sobre el paradero de este líder.

La existencia y las actividades del Tren de Aragua han generado preocupación en la región y han llevado a la creación de grupos especiales para combatirlo. Aunque Venezuela insiste en que esta organización es una ficción, varios países continúan investigando y combatiendo sus actividades criminales.