Por qué los arqueólogos han evitado abrir la tumba del primer emperador chino, Qin Shi Huang, que gobernó del 221 al 210 a.C.

0
470

La principal razón detrás de esta precaución es el temor a posibles trampas explosivas mortales que podrían estar presentes en el mausoleo, que se encuentra en el distrito de Lintong, Xi’an, Shaanxi.

Con Informacion de GIZMODO

La tumba está custodiada por el famoso Ejército de Terracota, esculturas diseñadas para proteger al emperador en el más allá.

Por cierto, el ejército de terracota y el complejo de la tumba de Qin Shi Huang están designados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y siguen siendo algunos de los descubrimientos arqueológicos más importantes de la historia.

Aunque partes de la necrópolis han sido exploradas, la tumba en sí nunca ha sido abierta debido a los temores de lo que podría contener.

Photo by @Biographics

Estos temores se originaron hace mucho tiempo y están relacionados con un relato del historiador chino Sima Qian, escrito alrededor de 100 años después de la muerte del emperador.

En este relato, se menciona que se ordenó la fabricación de ballestas y flechas dispuestas para disparar a cualquiera que entrara en la tumba. Además, se utilizó mercurio para simular cuerpos de agua, como ríos y mares, y se hizo fluir mecánicamente.

A pesar de la posibilidad de que este relato sea simplemente especulación, un estudio realizado en 2020 encontró concentraciones inusualmente altas de mercurio alrededor de la tumba, lo que respalda los registros de crónicas antiguas que sugieren que la tumba nunca fue abierta ni saqueada.

Se cree que el mercurio altamente volátil podría estar escapando a través de las grietas en la estructura con el tiempo.

El artículo también menciona que Qin Shi Huang fue el primer emperador en gobernar una China unificada y que históricamente se cree que tenía una obsesión por beber mercurio en su búsqueda de la vida eterna.

Se cree que murió a la edad de 49 años debido al envenenamiento por mercurio, ya que bebía una mezcla de vino y mercurio.