¿Qué decidió la CIJ sobre la disputa entre Venezuela y Guyana?

0
540

Guyana pidió a la Corte Internacional de Justicia que prohibiera a Venezuela la realización del Referéndum Consultivo, y en específico, que no incluyera las preguntas Primera, Tercera o Quinta.

La CIJ rechazó estas peticiones y llamó a ambas partes a abstenerse de agravar o extender la disputa.

Riesgo contra Guyana

Pese a que no pidió suspender el referendo sí dijo que “hay un riesgo real e inminente de perjuicio irreparable contra Guyana” por la celebración de la consulta.

“Por unanimidad, en espera de una decisión final en el caso, la República Bolivariana de Venezuela se abstendrá de tomar cualquier acción que modifique la situación que actualmente prevalece en el territorio, por el cual la República Cooperativa de Guyana administra y ejerce control sobre esa zona”, leyó la jueza Joan E. Donoghue, presidenta de la CIJ, al dar a conocer el fallo en la sede del organismo, en La Haya.

Donaggue también explicó que “existe un riesgo de perjuicio irreparable al derecho reclamado por Guyana en el presente procedimiento que el tribunal ha considerado plausible. El tribunal considera además que Venezuela ha expresado su disposición a tomar medidas con respecto al territorio en disputa en este procedimiento en cualquier momento”.

Venezuela sostiene que el único mecanismo válido para resolver la disputa es el Acuerdo de Ginebra de 1966, al no reconocer la jurisdicción de la CIJ sobre la disputa.

Desde 2018 la Corte analiza el caso a petición de Guyana, que espera los jueces fallen a favor de reconocer la legalidad del Laudo de 1899.

La CIJ solicitó este viernes al gobierno venezolano a “abstenerse” de tomar “cualquier acción que modifique” la situación del territorio al oeste del río Esequibo que pueda “agravar o prolongar” este litigio ante el tribunal.

En respuesta a la solicitud de medidas provisionales por Guyana después de que Venezuela anunciara la celebración del referendo, la CIJ dijo que Venezuela se “abstendrá de tomar cualquier acción que modifique la situación que actualmente prevalece en el territorio en disputa, a la espera de una decisión final sobre el caso” en este tribunal de la ONU.

La CIJ no pidió directamente a Caracas cancelar la celebración de ese referendo previsto para el domingo, pero si urgió al gobierno de Nicolás Maduro a “no agravar la disputa entre ellos” y recordó que sus fallos “tienen efecto vinculante y, por lo tanto, crean obligaciones jurídicas internacionales”

Además, acordó en un fallo por unanimidad de todos los jueces que “ambas partes se abstendrán de realizar cualquier acción que pueda agravar o prolongar el litigio ante el tribunal o dificultar su resolución”, y cree que existe “un riesgo real e inminente” de que Caracas tome otras medidas después del plebiscito.

Qué dijeron los magistrados

Durante la lectura del fallo, la CIJ consideró que, “a la luz de la fuerte tensión que caracteriza actualmente las relaciones entre las partes, las circunstancias mencionadas presentan un grave riesgo de que Venezuela adquiera y ejerza control y administración” del territorio de casi 160.000 kilómetros cuadrados al oeste del río Esequibo en disputa en este caso.

“La Corte concluye que existe un riesgo de perjuicio irreparable al derecho reclamado por Guyana en el presente procedimiento que la Corte ha considerado plausible. La Corte considera además que Venezuela expresó su disposición a tomar medidas con respecto al territorio en disputa en cualquier momento después del referendo”, señaló.

Con información de Efectococuyo