Racionamiento eléctrico diario genera malestar en Carabobo

0
297

La ciudad y el estado están experimentando un racionamiento eléctrico que dura aproximadamente cuatro horas en promedio, afectando la calidad de vida de los ciudadanos. Sin embargo, este tiempo puede extenderse a más de seis horas en algunos casos. Anteriormente, el racionamiento eléctrico se aplicaba de manera interdiaria en la mayoría de las comunidades, pero ahora ocurre todos los días y en diferentes horarios, sin que Corpoelec explique adecuadamente la situación a los ciudadanos.

En sectores como Parque Valencia y La Isabelica, en la parroquia Rafael Urdaneta, los residentes experimentan cortes de luz durante cuatro horas durante el día, y luego se les vuelve a suspender el servicio por la noche. Esta situación afecta a todos los habitantes de Valencia y otros municipios por igual, generando una gran incomodidad, especialmente debido a las altas temperaturas que se están experimentando.

Los comerciantes también se ven afectados por esta situación, ya que sin electricidad sus productos perecederos se dañan y pierden ventas. A diario, se quejan de las pérdidas económicas que les genera esta falta de suministro eléctrico.

Recientemente, los habitantes de Trigal sur, Parque Valencia, La Milagrosa, Francisco de Miranda, La Planta y otros sectores de Valencia se quedaron sin luz durante más de cuatro horas. Además, se han reportado cortes de luz en La Esmeralda y en el pueblo de San Diego. En las urbanizaciones La Granja y Mañongo, en Naguanagua, el servicio se interrumpió durante unos 10 minutos en la tarde, luego regresó y fue suspendido nuevamente. Esto ha generado temor entre los residentes de que sus electrodomésticos se dañen debido a los constantes cortes de luz.

Es evidente que el racionamiento eléctrico está afectando seriamente a la población, sin embargo, es necesario que Corpoelec proporcione una explicación clara y precisa sobre las razones detrás de estos cortes de luz y cuándo se espera que la situación se resuelva. Esto permitirá a los ciudadanos planificar mejor sus actividades diarias y minimizar los inconvenientes ocasionados por la falta de suministro eléctrico.