Rafael Ramírez: Ningún gobierno serio habría aceptado los términos para que Chevron opere en Venezuela

@DolarToday / Dec 14, 2022 @ 7:00 pm

Rafael Ramírez: Ningún gobierno serio habría aceptado los términos para que Chevron opere en Venezuela

En entrevista con El Nacional, el exministro de Petróleo expuso las razones por las cuales la Licencia General 41 transgrede la ley. También se refirió a las elecciones de 2024, a lo que haría para recuperar Pdvsa y al conflicto que surgió con la hija de Hugo Chávez

Por Karina Villarreal @DeisyKarina8 - El Nacional

El 26 de noviembre, el mismo día en que se reanudaron las negociaciones entre el oficialismo y la oposición en México, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos emitió la Licencia General 41, que autoriza las operaciones de Chevron en Venezuela. Sin embargo, la licencia establece una serie de términos dirigidos a evitar que el gobierno de Nicolás Maduro salga beneficiado de las operaciones de la petrolera estadounidense, por lo que se prohíbe expresamente cualquier tipo de pagos al Ejecutivo venezolano. En ese sentido, El Nacional entrevistó a Rafael Ramírez, exministro de Petróleo entre 2004 y 2013, uno de los personeros más cercanos a Hugo Chávez.

Ramírez repudió que el gobierno de Maduro, por medio del ministro de Petróleo, Tareck el Aissami, aceptara las condiciones de la Licencia General 41. Considera que por un lado se transgrede la Constitución, y por el otro la Ley Orgánica de Hidrocarburos.

«Yo pensé que el gobierno iba a decir que no. Cualquier gobierno serio no lo hubiera permitido. El de Chávez no lo hubiera permitido, ningún otro gobierno venezolano lo hubiese permitido. Cuando el gobierno de Maduro acepta esa licencia para Chevron producir petróleo en Venezuela, se está desconociendo la Constitución y las leyes», indicó.

El exministro enumeró las condiciones expuestas en la Licencia General 41 que configuran transgresiones a las leyes venezolanas.

1. Un problema de soberanía
En primer lugar, Ramírez explicó que el hecho de que un país extranjero establezca la manera en que una compañía petrolera va a operar en Venezuela conforma una irregularidad.

«La licencia a Chevron es otorgada por un país extranjero para que opere en nuestro país. En Venezuela la producción de petróleo, siendo un tema vinculado a la soberanía, se define por nuestras leyes. Y por ser tan importante para la nación, el documento central del tema petrolero es la misma Constitución. El artículo 302 reserva las actividades petroleras al Estado venezolano. Además establece que el petróleo es propiedad de los venezolanos y del Estado», expuso.

«Nosotros no vamos a Estados Unidos o a China ni a ningún lado y le decimos cómo vamos a sacar su petróleo ni ninguno de sus minerales», agregó.

La Licencia General 41 emitida por el Departamento del Tesoro prohíbe que Chevron pague impuestos al gobierno de Nicolás Maduro

2. Desconoce la figura de las empresas mixtas establecida en la Ley Orgánica de Hidrocarburos
«La licencia 41 dice que Chevron y las asociaciones de Chevron pueden producir y exportar petróleo por su cuenta. Eso es ilegal. Ninguna empresa puede ni producir ni exportar petróleo venezolano por su cuenta porque la Constitución reserva la actividad petrolera al Estado venezolano«, indicó el exministro.

Añadió que dada esa disposición constitucional, la Ley Orgánica de Hidrocarburos establece la figura de las empresas mixtas que, como dijo, «es la única forma en que un privado puede participar en la producción de petróleo en Venezuela».

«Y en las empresas mixtas la característica fundamental es que Pdvsa tiene el control y tiene la mayoría», destacó.

Enfatizó que debido a esas normativas Chevron participa en dos empresas mixtas. Se trata de Petropiar, en la Faja Petrolífera del Orinoco, donde Pdvsa tiene 70% de la propiedad; y Petroboscán, en el occidente, donde Pdvsa tiene 60% de la propiedad.

«Es decir, Chevron no puede producir por su cuenta en Venezuela. Nadie puede llegar en una empresa cualquiera, comenzar a producir petróleo y llevárselo al patio de su casa. No, eso no es así. Tiene que estar autorizado y conformado en una empresa mixta», recalcó Ramírez.

«Lo bonito de las empresas mixtas, como están establecidas en nuestra ley, es que los contratos son públicos. El petróleo por ser tan importante para la economía nacional es un asunto de interés público. Nadie puede firmar contratos escondidos. El Aissami no puede encerrarse con el gerente de la Chevron a firmar unos contratos sin que el país se entere», dijo.

El exministro aseguró que durante su gestión frente a la cartera petrolera se conformaron 31 empresas mixtas. Y destacó que todas ellas se constituyeron tras la respectiva discusión y aprobación en la Asamblea Nacional.

«Es decir, esa es una cuestión que se discute de cara a los venezolanos y los contratos son públicos. Entonces Chevron no puede venir aquí y llevarse el petróleo como Pedro por su casa y llevárselo a donde quiera. No, tiene que ser una empresa mixta donde Pdvsa tiene el control», insistió.

3. Sin regalías
Por otra parte, el exministro consideró como «muy grave» el que la Licencia General 41 prohíbe el pago de cualquier impuesto. En ese sentido, Ramírez se refirió especialmente a las regalías.

«Es decir que Chevron se va a llevar el petróleo y no va a pagar regalías. Eso es muy grave. Las regalías se deben a que, insisto, nosotros, los venezolanos, somos los dueños del petróleo. Así que cualquier barril que salga del país tiene que pagar una tasa, que en nuestro caso es de 33,3%. No se puede producir petróleo sin pagar esa tasa. No se puede. Es ilegal», dijo tajantemente.

«Por eso no tiene sentido cuando dicen ‘no, es que Pdvsa le está pagando una deuda a Chevron’, no. Pdvsa puede tener las deudas que quiera con Chevron, pero del petróleo producido 33% es del Estado venezolano. ¿Para qué? Bueno para pagar salarios mínimos, para pagar educación, para el funcionamiento del Estado», manifestó.

Ramírez indicó que en 10 años de su gestión se recibieron 450.000 millones de dólares en regalías.

«Es decir que eso es de lo que ha vivido el país siempre. Sin regalías, sin ingresos petroleros, el país está como está ahora: quebrado», expresó.

4. Sin ISLR
Y dado que se prohíben todos los impuestos, además del asunto de las regalías, Chevron tampoco pagará el impuesto sobre la renta (ISLR), que, como explicó Ramírez, es de 50% para las actividades petroleras.

«Es la tasa más alta que hay en el país porque se trata de petróleo. Entonces, la pregunta que yo hago es: ¿a cuenta de qué nosotros, los venezolanos, no vamos a participar de las ganancias del mejor negocio del mundo? Chevron en el último trimestre del año ha ganado más de 9.000 millones de dólares ¿Por qué van a ganar con nuestro petróleo sin pagar impuestos a los venezolanos? Es un tema de soberanía», cuestionó.

Recordó que la primera vez que se establecieron impuestos a la actividad petrolera fue en 1943 con la Ley de Hidrocarburos de Isaías Medina Angarita.

«Y estamos cobrando regalías desde Juan Vicente Gómez, que se las cobró a las trasnacionales. Es decir, esto de ahora nunca había pasado en Venezuela«, recalcó.

5. Sin dividendos para Pdvsa
«Para concluir, la licencia dice que no le puede dar dividendos a Pdvsa. Es decir, Pdvsa tiene la mayoría accionaria en Petropiar y en Petroboscán pero no puede recibir nada. Es decir, ellos (Chevron) operan en nuestro territorio, con nuestras instalaciones, con nuestro petróleo, pero no podemos recibir nada por esa operación. Es absolutamente ilegal», señaló.

Reiteró que pensaba que el gobierno de Maduro se negaría a aceptar esos términos.

«Pero no. La sorpresa es que El Aissami, que ha fracasado con sus objetivos como ministro de Petróleo, aceptó los términos y firmaron unos documentos secretos que nadie sabe qué significan ni qué quieren decir. Pero aquí el único que ha hablado claro es el Departamento del Tesoro, y dijo clarito que no van a pagar impuestos ni las regalías y que Chevron se lleva el petróleo de Venezuela. Y eso es un gran crimen contra el país», señaló Ramírez.

6. Un precedente
Al preguntarle si teme que ese tipo de acciones puedan sentar un precedente que incentive a otras compañías a ejercer acciones similares, Ramírez contestó que en efecto considera que esa es la intención detrás de la Licencia General 41.

“En términos de volumen no son más de 260.000 barriles diarios (lo que va a producir Chevron en Venezuela). Eso no es nada. Estados Unidos está por llegar a 13 millones de barriles de petróleo al día. No necesita eso que va a producir Chevron en Venezuela», dijo.

«Pero lo que sí necesita es que este gobierno, que está desesperado, siente un precedente que es horrible porque entonces todas las transnacionales van a venir a tocar la puerta y decir: ‘mira, Pdvsa, Venezuela, págame con tu petróleo’. Ahí estaría Crystallex y todas las empresas que sienten que el gobierno les debe y se llevarían todo el petróleo del país».

Aseguró que eso sería ilegal porque la Constitución establece que las reservas de petróleo son imprescriptibles e inalienables.

«O sea, nadie puede pagar deudas con unas reservas que son de todos los venezolanos. Nosotros no tenemos por qué pagar las consecuencia de unos malos tratos que hizo Maduro que endeudó a Pdvsa», dijo el exministro de Petróleo.

El estado de Pdvsa, según Rafael Ramírez
El Nacional también conversó con Ramírez acerca de la situación de Pdvsa, especialmente en el entorno de una marcada escasez de gasolina.

El exministro dijo que tiene reportes de grave escasez de combustible en todo el país, y afirmó que eso se debe a que el sistema de refinación está operando solamente a 10% de la capacidad.

«Nosotros tenemos una capacidad instalada de refinación, con el Complejo de Refinación Paraguaná, las refinerías de San Lorenzo, Puerto la Cruz y El Palito, de 1,2 millones de barriles diarios», indicó.

Y señaló que en 2013, su último año de gestión, se refinaban 1,1 millones de barriles diarios (bd). De esa cifra, 600.000 barriles de productos refinados se dirigían al mercado interno y el resto se exportó.

«Es decir que Venezuela era un país que satisfacía la demanda interna y todavía exportaba, sobre todo a Estados Unidos y el Caribe. Pero luego de nueve años de dirección de Pdvsa por parte de Maduro, ahora las refinerías están de a toque. Yo estimo que están a 10% de su capacidad. Se refina un máximo de 150.000 bd. Por eso es que cuando falla alguna de las unidades de Amuay, que es un gran productor de combustible, de inmediato se siente la escasez en todo el país», explicó Ramírez.

Entregaron la refinería de El Palito a Irán
Y destacó que eso sucede pese a los envíos de gasolina de Irán a Venezuela.

«Todo pese a los innumerables anuncios que ha hecho el gobierno de que ahora sí van a recuperar el sistema de refinación. Eso es una incapacidad. Eso no tiene nada que ver con las sanciones ni nada de eso», dijo.

Consideró que esa incapacidad queda evidenciada al contrastar con la reactivación de la industria tras el paro petrolero de 2002.

«Cuando el sabotaje petrolero en 2002, nuestras refinerías fueron paralizadas y nosotros logramos restablecer las operaciones en apenas tres meses con tecnología propia. Este gobierno ha sido incapaz de manejar las refinerías», indicó.

«Ahora, de manera ilegal, han entregado la refinería de El Palito a los iraníes. Sacaron a todos los trabajadores de allí y metieron a puros técnicos y empresas iraníes. Pero eso no funciona porque nuestras refinerías son de tecnología estadounidense. Esta gente no pega una», agregó.

Refinería de El Palito, estado Carabobo
Ramírez consideró que cuando escasea la gasolina, el gobierno de Maduro sacrifica a los ciudadanos que pagan en bolívares a montos subsidiados, y no tanto a los que pagan a precios internacionales.

«Estos picos, estos sube y baja de escasez indican que el sistema no está estabilizado para nada, no solamente en la gasolina, sino en el gas y la producción de petróleo. El último reporte de la OPEP indica que Venezuela produce solamente 695.000 barriles de petróleo al día. Si a eso le quitamos 100.000 barriles de petróleo iraní, lo que hay es una producción de unos 590.000 bd, que eso es el nivel mínimo», expuso.

Gestión de Ramírez al frente de Pdvsa
«Cuando yo llegué a Pdvsa veníamos del sabotaje petrolero. Producto del sabotaje en enero de 2003, la producción cayó a 23.000 bd de petróleo; no había refinación, todas las refinerías estaban paralizadas y no encontrábamos petróleo porque nuestros buques fueron bloqueados en el exterior», dijo Ramírez.

«Yo asumí Pdvsa en 2004. Desde allí hasta 2013, mi último año allí, nosotros produjimos 3 millones de bd, todos los días de todos esos años. Eso fueron más de 1.000 millones de barriles de petróleo. Y eso se sentía en el país por los ingresos. Logramos ingresar cada año por las exportaciones petroleras 120.000 millones de dólares», aseguró.

Indicó además que en toda esa época el sistema de refinación estuvo funcionando el máximo.

«Dejamos una empresa muy sólida, una empresa de 285.000 millones de dólares de valores activos. Y el último año, el 2012, ingresamos al país 130.000 millones de dólares. Todos estos estados financieros se auditaron y se presentaron hasta que este gobierno paralizó publicaciones de Pdvsa en 2016», precisó.

«Cuando en Venezuela no hay petróleo de inmediato se siente»
Ramírez reiteró que siendo Venezuela un país de tradición petrolera, el estado de esta industria impacta de manera inmediata en la calidad de vida de los ciudadanos.

«Una cosa que yo siempre digo es que cuando en Venezuela hay petróleo todo está tranquilo; cuando no hay petróleo, se siente, la gente siente en la calle que no hay dinero, que no hay combustible, que no hay gas, porque desde los años 40 es nuestra principal fuente de ingresos», indicó.

«La mayor demanda de petróleo en la historia de la humanidad»
Señaló que el petróleo seguirá siendo por mucho tiempo el principal recurso energético del mundo, pese a las intenciones globales de generar un transición ecológica.

«Hay mucha gente que dice que el petróleo es malo. No, el petróleo no es malo, lo que es malo es el cambio climático pero el petróleo no lo es. En el mundo en este momento la demanda de petróleo está en 100 millones de bd. Es el nivel de petróleo más alto de la historia de la humanidad, así es que el petróleo va a seguir siendo usado por muchos años más. A pesar de la transición ecológica va a seguir siendo el petróleo el recurso más importante», dijo.

Afirmó que a los países petroleros que han tenido la habilidad de mantener su industria petrolera, como los árabes y los argelinos, les va muy bien actualmente.

«Venezuela, en este momento en que ha habido unos precios extraordinarios del petróleo, no ha podido ingresar esos recursos al país. Al contrario, estamos muy mal económicamente», lamentó.

Lo que haría Ramírez para recuperar la industria petrolera venezolana
Preguntado sobre el hipotético caso de que volviera a estar a cargo de la industria petrolera venezolana, Ramírez contestó que lo primero que haría sería retomar el control de la producción y de a quién se le vende.

«En este momento nadie en el país sabe cuánto se vende ni a quién. Aquí un señor con una libretica es el que tiene una lista de a quién se le vende petróleo y a quién no. Eso no debe ser así. Lo primero que tiene que hacer un país es saber a quién le vende petróleo y a qué precio«, dijo.

El exministro de Petróleo durante el gobierno de Hugo Chávez estima que las refinerías trabajan solo a 10% de la capacidad instalada
«Si ahora nosotros producimos 500.000 bd, destinamos 100.000 al mercado interno, supongamos que exportamos 400.000 bd. Eso no está nada mal para los precios actuales. La muestra es que Ecopetrol más o menos produce esa cantidad de petróleo y ha recibido este año más de 30.000 millones de dólares en ingresos. Han sido ingresos extraordinarios. Así que no es una mala cantidad para empezar a trabajar. Entonces, lo primero que haría es ver a quién se le está vendiendo nuestro petróleo y retomar el control de los precios, es decir que se venda sin descuentos. Actualmente se vende a 40% de descuento», explicó.

Afirmó que también haría que se lleve la cuenta de cuánto obtiene el país por impuestos y regalías.

Desmilitarizar Pdvsa
«Lo otro es que haría es poner en Pdvsa a gente que conozca del sector. Hay que desmilitarizar Pdvsa. Desde que pusieron a Manuel Quevedo (ministro del Petróleo entre 2017 y 2020) todo eso está lleno de militares. Funciona como una alcabala. Lo que le hacen a la gente en las alcabalas es lo mismo que están haciendo con el petróleo. Entonces, no: los militares a sus cuarteles, que nosotros tenemos bastantes ingenieros, bastante administradores capaces de dirigir la empresa. Hay que poner gente que sepa de petróleo en la junta directiva», expresó.

Recuperar la producción
Ramírez añadió que otra acción que emprendería de forma inmediata es elaborar un plan para recuperar la producción, basándose fundamentalmente en la Faja Petrolífera del Orinoco y el norte del estado Monagas.

«Tenemos la ventaja de que el petróleo esté allí, no se ha ido a ningún lado, no se ha agotado. Hay zonas del país como la Faja Petrolífera del Orinoco y el norte de Monagas que son fáciles de producir porque son zonas nuevas y que están en tierra. En el lago de Maracaibo también se puede producir, pero es un poco más complejo porque se necesitan embarcaciones y asuntos técnicos», dijo.

«El problema de la producción de petróleo en Venezuela no es un tema técnico, es un problema político. El problema de Pdvsa es que está en manos de un gobierno al que no le duele, que la ha convertido en su negocio particular, y los venezolanos son los que están sufriendo las consecuencias de esta mala dirección», señaló.

Rafael Ramírez se refirió a Tareck el Aissami, de quien dijo: «Hay que destituirlo de inmediato».

«El Aissami es un fracasado. Es que yo nunca pensé que iba a tener éxito. Lo conozco, él es un criminalista que no tiene ningún tipo de experiencia de trabajo sino que siempre ha estado en los ministerios. Lo pusieron al frente de Pdvsa no sé con qué propósito. Pero obviamente está fracasado porque desde que está prometiendo que iba a producir 2 millones de bd, más bien la producción ha retrocedido», criticó.

Destacó que sobre el actual ministro de Petróleo pesan sanciones internacionales y es buscado por la justicia estadounidense, que ofreció recompensas por él.

«No se puede reunir con nadie, está sancionado, tiene orden de captura, su cabeza tiene precio. Se necesita tener una dirección petrolera que tenga credibilidad y que tenga autoridad, en el sentido de que sepa de lo que está hablando. Yo me pongo a ver, por ejemplo, los mensajes de El Aissami en las reuniones de la OPEP y eso da risa. Nadie entiende lo que él está diciendo, puras frases comunes», expresó Ramírez.

OPEP
Respecto a la OPEP, Ramírez indicó que «Venezuela no importa nada en la organización. La invitan porque es miembro fundador».

Recordó que en 2008 Venezuela era el cuarto país productor de la OPEP, por lo que su opinión era considerada como importante.

«Ahora no le importa a nadie. Venezuela ha perdido su posicionamiento geoestratégico. Ahora somos un paria que no produce nada y que a nadie le importa y que no puede tomar ventaja de una situación petrolera extraordinaria. Todo este año los precios han estado por los 100 dólares el barril, y Venezuela está al margen de eso porque esta gente (Maduro) destruyó la empresa», dijo.

Elecciones presidenciales
Para el proceso electoral que corresponde efectuar en 2024 para elegir presidente, y ante las advertencias de que se podría adelantar según declaraciones de Diosdado Cabello y Maduro, Ramírez opinó que «ellos son unos fanfarrones».

Afirmó que los dos máximos dirigentes del PSUV se aprovechan del control que poseen del país para amenazar.

«Yo creo que en cualquier circunstancia en unas elecciones el gobierno será derrotado pero de calle. Le vamos a dar una goleada porque este es un gobierno que lo ha hecho muy mal. Ha sido el peor gobierno en la historia de Venezuela, peor que cualquiera, y ellos lo saben. Por eso es que van a hacer todo lo posible o para no hacer elecciones o hacer unas chucutas», dijo.

Ramírez como candidato presidencial
Se refirió a su intención de presentarse como candidato presidencial, tras lo cual detuvieron a su hermano Fidel Darío Ramírez en septiembre acusándolo de corrupción utilizando un banco de Andorra.

«No puede ser que yo exprese mi intención de candidatearme y entonces me acusen de todo, y que se lleven preso a mi hermano Fidel que no tiene nada que ver con política. Se lo llevaron preso en forma de represalia», dijo Ramírez al respecto.

Sin embargo, considera que se debe procurar que se efectúen las elecciones porque, cree, debido al descontento, de cualquier manera Maduro saldrá derrotado.

«No puede ser que cualquier líder de la oposición que diga que quiere ser presidente lo inhabiliten. Entonces, ¿qué elecciones son esas? Ahora, yo estoy convencido de que si todos los venezolanos ponemos una opción unitaria para derrotar a Maduro, él no gana ni siquiera una junta de condominio. A Maduro nadie lo quiere, tienen que buscarse otro candidato a ver si tienen chance porque el gobierno tiene mucho rechazo. Es que acabaron con el país, destruyeron la industria petrolera, destruyeron la economía, acabaron con el bolívar, acabaron con la unidad de nuestro pueblo, siete millones de muchachos se fueron del país, los viejitos y los familiares que se quedaron viven de las remesas. Entonces, por Dios, ¿van a seguir gobernando?», expresó.

Afirmó que hay que exigir que se cumpla la Constitución. Y criticó la actitud de la delegación opositora que participa en la negociación en México.

«Yo no entiendo por qué esos grupos opositores que van a México están todos calladitos, no tienen iniciativa. Hay que exigir a Maduro que cumpla la Constitución, que haya elecciones. No importa incluso que ellos tengan el control del CNE, tiene que haber un equilibrio, por supuesto, pero no hay que esperar condiciones perfectas porque van a ser tantos los votos en contra de Maduro que no lo van a poder ocultar», indicó.

Insistió en la necesidad de que se establezca un gobierno que incluya a todos los sectores.

«Hay que dejar atrás la peleadera de grupos. Lo importante es que el pueblo se movilice y sobre todo que los jóvenes se expresen. Ya Maduro tiene nueve años en el poder. Hay jóvenes que tienen ahora alrededor de 20 años que van a votar; los de 18 años que por primera vez van a votar tenían 9 años cuando llegó Maduro. ¡Oye, ya, necesitan un cambio!», expresó.

Sobre si mantiene su intención de ser candidato pese a que el gobierno de Maduro solicita su extradición desde Italia, respondió: «Que yo pueda ser candidato o no va a depender de las condiciones reales. Pero yo voy a seguir siendo chavista. Y eso es lo que a ellos les da miedo porque ellos dicen ser chavistas y realmente son antichavistas. Siguen manipulando la figura de Chávez, pero si él estuviera vivo ya les hubiera dado un golpe de Estado, los hubiera metido presos porque han destruido el país. Yo que trabajé 12 años con Chávez he visto con dolor cómo todo lo que se hizo en favor de la gente, de las misiones sociales, del petróleo, de la economía, todo eso se vino abajo».

Respuesta de Rafael Ramírez a María Gabriela Chávez
En la entrevista se conversó sobre la polémica que surgió a finales de noviembre cuando María Gabriela Chávez criticó que se utilizara la imagen de su padre en forma de una caricatura de superhéroe. Tras lo cual Ramírez expresó su apoyo a la hija de Chávez y a lo que ella respondió acusando al exministro de delincuente.

«Ese fue un mensaje horrible de parte de ella. Uno no sabe ni siquiera si ella lo escribió. Fue una cosa vulgar y baja», indicó Ramírez.

Y reiteró su rechazo por el uso de la imagen del presidente fallecido de forma caricaturesca.

«En todo caso, Chávez no es un muñequito de esos que está haciendo (Rafael) Lacava o Maduro o El Aissami, Chávez es un sentimiento que está en el seno del pueblo, le guste a alguna gente o no», dijo.

«El chavismo no es una franquicia, no le pertenece a nadie por mucho que lleve el apellido; el chavismo es una idea política. Yo estuve 12 años trabajando con el presidente Chávez, fui el ministro que más tiempo duró al lado del presidente. Y conozco mejor que nadie el legado de Chávez y por eso lo defiendo. Y por eso se me han venido encima todos los demonios. Pero no me importa, yo creo que un hombre debe ser leal y honesto con sus ideas, sobre todo si esas ideas contribuyen al pueblo. Por eso yo no voy a levantar nunca mi voz ni mi mano contra la familia de Chávez, sus hijas. Lamento mucho lo que ha sucedido, pero yo respeto mucho a Chávez y no voy a caer en un show con María Gabriela ni con nadie», concluyó.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*