Raúl Batres Martínez el falso trader buscado por estafa en España y arrestado en México

0
263

Después de tres años de búsqueda, las autoridades policiales han logrado capturar a Raúl Batres Martínez, el supuesto bróker que engañó a 59 personas en Catalunya con falsas inversiones en bolsa y se fugó con más de dos millones de euros. El arresto se produjo el pasado sábado en un aeropuerto mexicano, donde el estafador fue identificado y retenido. La Fiscalía de Barcelona ha solicitado su ingreso en prisión provisional y ha iniciado los trámites para extraditarlo a España, donde tiene pendiente un proceso judicial por estafa.

Un plan maestro para ganarse la confianza de sus víctimas

Raúl Batres Martínez se presentaba como un experto en finanzas y ofrecía cursos de bolsa en la BCN Trading Academy, un centro creado por él mismo en Barcelona. Allí enseñaba a sus alumnos los secretos del mercado bursátil y les prometía unos rendimientos del 5% cada tres meses si invertían en un supuesto fondo que él mismo gestionaba. Según sus palabras, el fondo generaba unos beneficios del 10 al 15% gracias a su habilidad como trader, según un reporte de El Publique.

Para convencer a sus potenciales clientes, Batres mostraba una vida de lujo y éxito, con coches de alta gama, relojes caros y hoteles de cinco estrellas. Así, logró que muchos de sus alumnos confiaran en él y le entregaran parte o la totalidad de sus ahorros, algunos hasta 400.000 euros. Sin embargo, todo era una farsa. El fondo no existía y el dinero que recibía lo usaba para pagar los intereses de los primeros inversores, un esquema piramidal tipo Ponzi, y para financiar su propio tren de vida.

La huida y la captura del estafador

En agosto de 2020, cuando ya no pudo sostener más su engaño, Batres desapareció sin dejar rastro ni explicaciones. Sus víctimas intentaron contactar con él, pero fue inútil. El broker había huido con 2,15 millones de euros que había estafado a 59 personas. Los afectados se organizaron y denunciaron los hechos ante el juzgado de instrucción número 3 de Barcelona, que abrió una investigación por estafa y ordenó la búsqueda y captura del fugitivo.

Durante tres años, la justicia española intentó localizar a Batres sin éxito. Se revisaron todas sus cuentas bancarias, incluso dos que se encontraron en Alemania y Bélgica, pero todas estaban vacías. También se rastrearon las comunicaciones y números de teléfono que pudo haber utilizado, pero las compañías telefónicas respondieron con evasivas. Los afectados sospechaban que Batres se había refugiado en México, su país natal, con una identidad falsa, pero no tenían ninguna prueba que lo confirmara.

Finalmente, el pasado sábado se produjo el esperado desenlace. Batres fue detenido en un aeropuerto mexicano por las autoridades policiales, que informaron inmediatamente a la Fiscalía española. Al tener conocimiento de la detención, el ministerio público pidió su ingreso en prisión provisional y el inicio de los trámites de extradición para que pueda ser juzgado en España por el delito de estafa que se le imputa.

Por Prensa de América