Roig confirma que Maduro decretará aumento salarial en próximos días, «pero no será de $500»

0
340

El expresidente de Fedecámaras y miembro del Concejo de Administración de la OIT Jorge Roig confirmó este lunes que durante los próximos días, el Gobierno de Nicolás Maduro decretará aumento salarial. Explicó que no puede develar el monto porque es confidencial, pero descartó que este sea de 500 dólares, monto aproximado de la canasta básica alimentaria.

ND

El 1 de mayo se celebra el Día Internacional de los Trabajadores, y durante años, los trabajadores venezolanos asocian esta fecha como aumento salarial. Pese a que durante meses, empleados del sector público se han mantenido en la calle para exigir un salario mínimo en dólares que sirva para cubrir el costo de la canasta básica que se acerca a los 500 dólares, Roig descartó que esto sea posible.

En entrevista con Circuito Onda, dijo que el salario mínimo según la Constitución debería ser un monto referencial a la canasta de alimentacion, unos 500 dólares. Pero «hay que decir que no es posible. Sería deseable, maravilloso que el trabajador reciba por lo menos algo cercano, pero será bastante difícil».

En este sentido, recordó que durante las últimas semanas se han dado reuniones de la mesa técnica tripartita con la OIT para discutir los métodos que permitan fijar el salario mínimo. Al tiempo que recalcó «nadie puede obligar al Estado a subir el sueld, pero la OIT le está diciendo que discuta los métodos, lo que no es cosa sencilla en un país con inflación de 500%».

«No hay un ser humano preparado para discutir la situación que hay en Venezuela, una ecuación con la situación política actual, más la social, más la económica. Los salarios en Venezuela van como el Twingo y la inflación como el Ferrari», bromeó al referir a la canción de Shakira.

A su juicio, lo más importante no es el aumento sino cómo mantenerlo. «¿Cómo estabilizar la economía para que tengamos una escala salarial sostenible en el tiempo? Hoy puedes decir que el salario mínimo es de 200 dólares, pero mañana no será nada».

«Si se dará el aumento, pero no puedo adelantar cuánto por razones de confidencialidad. Este es un proceso de discusión que está en desarrollo y tengo el compromiso de no divulgarlo».

Por su parte, el director de Datanálisis José Antonio Gil Yépez, sostuvo que en el país ni el sector público ni el sector privado tienen posibilidades de pagar un salario con el que los ciudadanos puedan satisfacer sus necesidades.

«El salario depende de la productividad del país y si tenemos tantas actividades económicas cerradas, empresas con rentabilidad mínima, hay que preguntarse de dónde saldría el dinero desde el Estado y los privados, para aumentar los sueldos».

«¿De dónde? Las empresas no ganan grandes sumas de dinero y la remuneración está en la raya. Eso nos lleva a una gran reflexión, es igual cuando se anuncian préstamos del FMI ¿De dónde saldrá el dinero para pagar?».

Gil Yépez resaltó que los aumentos de sueldo de los últimos años vienen saliendo de la emisión de liquidez sin respaldo, y que por eso, cuando Datanálisis pregunta a la gente qué impacto generará un aumento, el 73% responde que bajará el poder adquisitivo por la inflación porque el dinero no tiene respaldo.

«Debemos hacer una profundísima reflexión sobre cuál es el modelo anti inflacionario que queremos. ¿Servirá para que el trabajador siga sufriendo? ¿O queremos una corrección de la inflación a través de la expansión de la oferta? Para eso se necesita crédito bancario, democratización del capital y dejar de perseguir al dólar».

En última instancia, alertó «tener que aumentar el salario abjuro el 1 de mayo es un planteamiento bien peligroso».