Rusia perdió la votación y no pudo regresar al Consejo de Derechos Humanos de la ONU

0
365

Rusia sufrió un revés el martes al obtener solo 83 votos en la elección de nuevos estados miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Esta cifra resultó insuficiente para recuperar su escaño en el organismo, del cual fue expulsada tras su invasión de Ucrania.

En la elección, tres países competían por dos asientos vacantes en el grupo regional de Europa del Este. Bulgaria y Albania fueron elegidos por la Asamblea General de la ONU con 160 y 123 votos respectivamente, de los 193 estados miembros.

Rusia se enfrentaba a Albania y Bulgaria por uno de los asientos disponibles para el grupo regional de Europa oriental en el Consejo de Derechos Humanos, cuya sede se encuentra en Ginebra, Suiza.

A pesar de la derrota de Rusia, otros países polémicos como China y Cuba lograron asegurar un asiento en el Consejo, junto con naciones como Francia, Países Bajos, Costa de Marfil y Japón, que no tuvieron competencia. La votación tuvo lugar en la sede de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York.

Rusia solo consiguió 83 de los 97 votos necesarios para ocupar el puesto, mientras que China obtuvo 154 y Cuba 146. Dado que la votación fue secreta, no se sabe qué países apoyaron a los candidatos.

Además de Rusia, solo Perú quedó excluido del Consejo de Derechos Humanos. El país sudamericano obtuvo 108 votos, más de los 97 necesarios, pero menos que los demás aspirantes de la región de América Latina y el Caribe: Cuba, Brasil y República Dominicana.

En resumen, los países que lograron asegurar un asiento en el Consejo de Derechos Humanos para los próximos tres años fueron Albania, Brasil, Bulgaria, Burundi, China, Costa de Marfil, Cuba, República Dominicana, Francia, Ghana, Indonesia, Japón, Kuwait, Malaui y Países Bajos.

La organización Human Rights Watch había instado la semana pasada a los representantes de la ONU a votar en blanco o abstenerse de votar por China, que no tenía competencia en su grupo. La organización acusó a las autoridades chinas de detener, hacer desaparecer o acosar a sus críticos cuando se encuentran en el extranjero.

Además, la entidad se opuso a la entrada de Cuba debido a los numerosos presos políticos que se encuentran detenidos en el país.

(Fuentes: AFP y EFE)