Se reportan al menos 13 muertes en Texas y más de 31 millones de personas están bajo alerta en el sur de Estados Unidos

0
622

Con Informacion de UNIVISION

Las altas temperaturas han afectado a varios estados del sur, generando condiciones peligrosas para la salud.

Se insta a la población a tomar precauciones y mantenerse hidratada, especialmente los grupos más vulnerables como los niños, personas de edad avanzada y aquellos con problemas de salud preexistentes.

Las autoridades han emitido advertencias de calor extremo en múltiples áreas, ya que las temperaturas se prevé que superen los niveles normales para esta época del año.

Los servicios de emergencia están trabajando arduamente para brindar asistencia y alivio a las comunidades afectadas. Se recomienda a la población mantenerse informada a través de las autoridades locales y seguir las indicaciones para protegerse del calor extremo.

Es importante recordar que en estas condiciones de calor intenso es fundamental evitar la exposición prolongada al sol, buscar lugares frescos y sombreados, usar ropa ligera y protector solar, y tomar líquidos con frecuencia para mantenerse hidratado.

Se espera que la ola de calor continúe afectando a la región en los próximos días, por lo que se insta a la población a estar preparada y tomar todas las medidas necesarias para mantenerse segura y proteger su salud durante este período de calor extremo.

Once de las muertes relacionadas con el calor en Texas ocurrieron en el condado de Webb, que incluye a Laredo. Las víctimas tenían entre 60 y 80 años de edad y muchos tenían problemas de salud subyacentes, según la médica forense del condado de Webb, la Dra. Corinne Stern, quien dijo que el nivel de calor en el condado no tenía precedentes.

El área tiene una tasa de pobreza más alta que el promedio estatal y eso agrava el sufrimiento, dijo Stern.

“La gran mayoría no tiene aire acondicionado en sus casas. O tienen los ventiladores apagados o los tienen encendidos, pero no tienen la ventilación adecuada”, dijo Stern. “Ha habido al menos uno o dos que tienen aire acondicionado, pero no quieren hacerlo funcionar debido a la factura”.

Entre las víctimas del calor también se encontraba un hombre que murió el domingo por la noche en Shreveport, Luisiana, la segunda muerte relacionada con el calor en el estado en un junio inusualmente cálido.