Sergio «Checo» Pérez sufrió un accidente durante las prácticas libres del Gran Premio de Hungría de Fórmula Uno.

0
506

El incidente ocurrió en la curva cuatro del Circuito de Hungaroring, y Pérez chocó su monoplaza de Red Bull contra el muro de contención.

Con Informacion de El Tiempo Latino

Debido al accidente, la sesión libre del GP de Hungría tuvo que ser detenida mientras se retiraba el automóvil dañado. Afortunadamente, los mecánicos del equipo Red Bull lograron reparar el monoplaza de Checo con éxito, lo que le permitió participar en la segunda sesión libre.

El piloto mexicano admitió que cometió un error al meter una llanta en la hierba durante su vuelta en la sesión libre de Hungría, lo que provocó la pérdida de control y el choque.

Un niño en las gradas del circuito lloró al ver a Pérez chocar contra el muro.

Red Bull invitó al niño llamado Oliver y a su padre al paddock para que pudieran compartir un momento con el piloto mexicano. Oliver es un fiel seguidor de Pérez, mientras que su progenitor es seguidor del equipo de Austria.

Checo Pérez agradeció a su equipo por el trabajo realizado para reparar su auto y expresó su optimismo y determinación para las próximas sesiones.