Taxistas venezolanos se resisten a afiliarse a las aplicaciones populares

4
435

Los taxistas tradicionales de Venezuela están enfrentando dificultades para adaptarse a las populares aplicaciones de transporte como Yummy Rides o Ridery, a pesar de que esta decisión está afectando sus ingresos. Ángel Ortiz, un taxista de la línea del centro comercial Sambil en Caracas, ha experimentado una disminución en sus ganancias debido al aumento del precio de la gasolina y la aparición de estas aplicaciones de transporte.

En el pasado, solía haber alrededor de 400 taxis operativos en esta línea, pero ahora solo hay 10. Ortiz trabaja desde las 6:00 a.m. hasta las 6:00 p.m. y solo logra realizar entre cuatro y cinco servicios al día. Otros taxistas en Venezuela también están experimentando dificultades similares y se niegan a unirse a las aplicaciones de transporte debido a los bajos costos de los servicios en estas plataformas, lo que ha llevado a una competencia desleal.

Además, los taxistas tradicionales también se enfrentan a desafíos en términos de costos de mantenimiento y adquisición de gasolina. A pesar de estas dificultades, algunos taxistas han optado por ajustar sus tarifas y buscar clientes regulares para generar ingresos adicionales. Sin embargo, la demanda de repuestos para vehículos ha disminuido en Venezuela debido a la pérdida del poder adquisitivo de la población.

Aunque en otros países de Latinoamérica y el mundo, como México y Colombia, los taxistas han protestado contra estas aplicaciones de transporte, en Venezuela todavía no se han tomado medidas de esta magnitud. Sin embargo, los taxistas tradicionales están solicitando flexibilidades en el acceso a la gasolina para poder ofrecer tarifas competitivas y competir con las opciones de transporte alternativas en el mercado.

4 COMENTARIOS

  1. Es lamentable cuando la gente pierde su sustento por el avance de la tecnología. Pero es INEVITABLE.

    Esos taxistas me recuerdan los conducotores de carretas del finales siglo XIX, cuando comenzaron a aparecer los automóbiles. Irán desapareciendo, poco a poco. Creen que todavía estamos en los años 80 o 90.

    Hay que ser proactivo. Te adaptas y camvias, o falleces.

  2. Es lamentable cuando la gente pierde su sustento por el avance de la tecnología. Pero es INEVITABLE.

    Esos taxistas me recuerdan los conducotores de carretas del finales siglo XIX, cuando comenzaron a aparecer los automóbiles. Irán desapareciendo, poco a poco. Creen que todavía estamos en los años 80 o 90.

    Hay que ser proactivo. Te adaptas y cambias, o falleces.

  3. ……y se niegan a unirse a las aplicaciones de transporte debido a los bajos costos de los servicios en estas plataformas……

    ¡Qué mala redacción! NO se niegan a unirse por los «bajos costos». Se niegan porque NO quieren o no saben usar la tecnología de información moderna, y trabajan como Trucutrú. Solo les gusta el dinero en efectivo y no quiren saber nada de afiliarse a tarjetas de crédito.

Los comentarios están cerrados.