Texas pone en peligro cooperación migratoria entre EEUU y México

0
408

Una caravana pasa junto a una serie de boyas, que se construyen para disuadir a los migrantes de cruzar el río Grande, mientras buscan una abertura en el alambre de concertina para ingresar a Eagle Pass, Texas, EEUU, el 27 de julio de 2023.Compartir

Por VOA

Estados Unidos ha resaltado recientemente la importancia de su relación con México para frenar la inmigración irregular; la colocación de boyas en el Río Grande por parte del estado de Texas pudiera convertirse en un obstáculo para la cooperación bilateral.

La colocación de boyas en el cauce del Río Grande por parte del estado de Texas, así como otras medidas implementadas por el gobernador Greg Abbott para frenar el cruce de migrantes irregulares por la frontera sur, pudieran entorpecer el avance de los acuerdos migratorios entre los gobiernos de Estados Unidos y México, advierten especialistas en la materia.

Desde mediados del mes de julio el gobernador Abbott ordenó la instalación de unos 300 metros de barreras en las aguas del río, buscando dificultar la entrada de inmigrantes ilegales. Sin embargo, la colocación de estas boyas en la frontera de Texas podría pasar de ser una barrera física, a ser un conflicto diplomático con México, valoran expertos.

La Administración Biden no tardó en reaccionar y apenas una semana después el Departamento de Justicia interpuso una demanda.

«Los acusados han construido estructuras en el río Grande, un canal navegable de Estados Unidos sin la autorización del Cuerpo de Ingenieros», refiere Justicia en su alegato acusatorio.

Existe un tratado internacional para la distribución de las aguas entre ambas naciones, pero el estado de Texas, bajo el mandato del gobernador republicano, ha optado de manera unilateral de regular una cuestión de Estado.

“Texas está creando un problema internacional para Estados Unidos con lo que está haciendo […] Dependiendo de cómo se resuelvan los casos judiciales, si se resuelven a favor de Texas, entonces México puede llegar a ser anti-diplomático, puede amenazar con retirar la cooperación que han estado dando a Estados Unidos para ayudar a gestionar la migración en la frontera, pueden tomar otras acciones diplomáticas”, advirtió Theresa Brown, del Centro de Política Bipartidista con sede en Washington, en conversación con la VOA

Por su parte, Néstor Rodríguez, profesor de la Universidad de Texas, insistió en la importancia de las relaciones bilaterales para la cooperación mexicana con Estados Unidos en la cuestión migratoria. “México está de acuerdo con que los migrantes pueden estar en México hasta que no crucen con Estados Unidos cuando tienen citas para asilo político”, destacó.

Las políticas de Abbott contra la inmigración ilegal han sido señaladas por estar entre las más duras en todo el país. Este lunes el gobernador se quejó de la demanda del Departamento de Justicia y reafirmó su postura.