Un tiroteo en la Universidad Carolina de Praga causa 11 muertos y decenas de heridos

0
330

EFE

Praga, (EFE).- Once personas murieron en un tiroteo este jueves en la Facultad de Filosofía de la Universidad Carolina de Praga, entre ellos el supuesto agresor, y decenas resultaron heridas, informaron los servicios de socorro enviados al lugar del incidente, en pleno centro de la ciudad.

A las 17.30 hora local (16.30 GMT) el edifico había sido evacuado en su totalidad, y todos los heridos, entre ellos nueve de gravedad, fueron traslados a distintos hospitales capitalinos, donde el Ministerio de Sanidad activó un “traumaplan” para acoger a los heridos.

Expertos realizaban un examen pirotécnico del inmueble, que es vecino de la Filarmónica Checa y la Faculta de Arte Industrial (UMPRUM), para detectar posibles riesgos de un siniestro.

El primer ministro, el conservador Petr Fiala, que interrumpió una visita de trabajo a Olomouc (al Este del país), comparecerá antes los medios a las 20.00 hora local (19.00 GMT).

El ministro del Interior, Vit Rakusan, dijo en declaraciones a la televisión pública que la situación está controlada y no existen indicios de que haya un segundo tirador.

El autor del tiroteo de Praga tenía 24 años y era estudiante de la universidad: la Policía encontró a su padre muerto horas antes

La mayor tragedia de este tipo en la historia del país

Rakusan informó de que los servicios de inteligencia trabajan para determinar la identidad del agresor, que no ha sido aún desvelada, ni tampoco las posibles razones de la tragedia, la mayor de su género en la historia del país centroeuropeo.

No obstante, el ministro instó a la población a cumplir las instrucciones de la policía, que ha cortado varias calles de acceso al lugar del suceso y también el famoso puente de San Carlos.

La Universidad Carolina, una de las más antiguas de Europa, se encuentra muy cerca de la plaza Jan-Palach, una de las zonas más turísticas del centro de Praga.


En las redes sociales, los estudiantes de la citada facultad compartían información sobre personas que permanecían refugiadas en las aulas o en la biblioteca de la universidad, antes de que las autoridades comenzaran a evacuar el centro educativo.

Algunos medios citaron testigos que dijeron haber oído una explosión.