Una médica de 102 años reveló cuál es el hábito secreto de las personas más sanas y felices

0
743

Gladys Taylor McGarey es reconocida internacionalmente como la “Madre de la Medicina Holística” y contó cuál es la costumbre heredada de su madre que comparte con las personas más longevas del mundo

Infobae

Cada vez se toma más conciencia de cómo naturalizar las pequeñas situaciones de tensión cotidianas a largo plazo perjudica la salud mental de las personas. Es la acumulación incesante de pequeños eventos inadvertidos, en momentos pasajeros, lo que afecta drásticamente el bienestar.

Es lo que los especialistas llaman micro estrés, que a diferencia del estrés propiamente dicho, puede no tener un factor desencadenante y es a menudo invisible para las personas. Pero no por eso menos peligroso.

Si alguien sabe sobre cómo evitar estresores innecesarios es la médica Gladys McGarey, reconocida internacionalmente como la “Madre de la Medicina Holística”.

“Demasiadas personas se alimentan de estrés innecesario. Pero las personas más felices y saludables que conozco son capaces de dejar de lado cosas o experiencias que ya no les sirven. La vida es demasiado corta para rumiar y considerar el mismo pensamiento una y otra vez. Al hacerlo, básicamente te estás torturando a ti mismo”, resumió la autora de La vida bien vivida: los 6 secretos de un médico de 102 años para la salud y la felicidad a todas las edades.

La mujer es cofundadora de la Asociación Médica Holística Estadounidense y cofundadora de la Academia de Parapsicología y Medicina, y reveló cuál es la actitud que la trajo “con salud y felicidad” a lo largo de sus años, hasta su presente.

Dejar ir

Cuando Taylor McGarey era pequeña, su madre le enseñó “una manera fácil de liberar cosas que no importan”. “Levantaba la mano suavemente frente a nosotros, con los dedos sueltos y la palma hacia arriba. Luego moviéndolo hacia abajo y hacia atrás decía ‘no importa’ -recordó la mujer en una reciente entrevista-. Este movimiento natural le permitió vivir inmensos desafíos sin dejarlos entrar demasiado profundamente; simplemente soltó lo que no funcionaba, se volvió a concentrar en lo que era importante para ella y siguió adelante”.

La médica contó que adoptó esta práctica durante años. “Ahora que el gesto se ha vuelto consciente, me doy cuenta de que hay un gran empoderamiento al saber que cada vez que noto que algo viene hacia mí, puedo elegir si asimilarlo o no. Y si es algo que no quiero, conscientemente devuelvo la energía a dondequiera que haya venido”, resumió sobre su secreto de la salud y la felicidad en un artículo publicado en CNBC.

Para ella, “las personas más felices saben cuándo es el momento de seguir adelante”. Y tras reconocer que “todo el mundo se enfrenta a situaciones de estrés, o tener que tomar decisiones difíciles en el día a día”, cuestionó: “La pregunta es: ¿Cuánto tiempo debemos aferrarnos a ello?”.

“No sé qué errores habrá cometido cada uno en el pasado, pero me gustaría sugerir que todos hicimos lo mejor que pudimos con lo que teníamos en ese momento”, analizó la médica, quien a quienes se encuentran viviendo con arrepentimiento les aconsejó “tratar de atraparlo y ver qué se está moviendo”.

Y agregó: “¿La mayoría de las cosas salieron bien? Si es así, ¡sé agradecido! ¿Hay algo gracioso al respecto? Si es así, ¡ríete! ¿Has aprendido algo nuevo desde entonces? Si es así, ¡disfruta de lo que ahora sabes y exprésalo como puedas!”.

Cómo poner en práctica el “dejar ir”

La mujer compartió un sencillo ejercicio para poner en práctica en el día a día, que ayudará a internalizar esto de “soltar” aquellas cuestiones o problemas que quitan energía.

Aconsejó que la práctica funcionará mejor si las personas se levantan y se mueven.

Para empezar, poner música alegre y caminar por la casa o vecindario.

“Deje que su cuerpo se mueva con soltura y libertad mientras camina. Incluso puede permitirse bailar un poco”, dijo. Hecho esto, indicó:

1- Identificar algo que se siente atascado en su vida.

Puede ser una amistad, un esfuerzo profesional, una forma de pensar, un resentimiento, etc. “Sienta la sensación de ‘atascamiento’ en todo su cuerpo”, sugirió.

2- Imaginar que puede sostener esa cosa atascada en su mano.

“Incluso puede sentir que un puño se vuelve apretado. Mantenga esta tensión. Aprete su mano”, indicó.

3- Realmente déjelo ir.

“Mientras aún se mueve, mantenga su mano frente a usted, con la palma hacia arriba, con los dedos juntos -describió la médica-. Luego déjelo caer hacia abajo y hacia atrás, abriendo ligeramente los dedos. Mientras lo hace, libere el estancamiento”.

Y finalizó: “Puede pensar o decir palabras que sean significativas para usted, como ‘no importa’, o cualquier frase similar que funcione para cada uno. Una vez que lo haya dejado ir, tómese un momento para apreciar el flujo de la vida que se mueve a través de usted”.

La mirada sobre el paso de los años

Consultada en otra oportunidad acerca del significado de envejecer, Taylor McGarey sostuvo que esperaba “que sea sabiduría; volverse más sabio”. “Por qué no envejecer y recuperar la salud. Tal vez las personas obtengan más salud a medida que envejecen -pensó-. Tengo cosas que son mejores ahora que cuando era más joven. Tengo cosas que no son buenas ahora, pero eso es solo una compensación”.

Para ella, “envejecer no es lo que sucede porque pasa el calendario, es por lo que está pasando con lo que está en la mente y en el corazón de las personas”. “Espero ser ahora más sabia de lo que era cuando tenía 40 años -aseguró-. Hay cosas que experimenté cuando tenía 40 años, cosas que significaron mucho para mí y luego no significan nada para mi yo de ahora”.

Finalmente, sobre qué hace diariamente para mantener su buena salud, resumió: “Mantengo mi mente clara. Caminar, dormir, comer adecuadamente. Tener muchos amigos y simplemente mantenerse ocupado. Bueno, ser feliz”.