Viaje de Maduro a China y opacidad en la gestión pública

0
173

El artículo 141 de la Constitución Bolivariana establece de manera clara los principios sobre los cuales se debe llevar a cabo la administración pública. Es importante comparar estos principios con la realidad actual.

Uno de los principios fundamentales es el de la transparencia, que implica la prohibición del secretismo y la obligación de rendir cuentas de manera oportuna y veraz sobre las decisiones y compromisos adquiridos tanto en el país como en el extranjero en nombre de la nación.

Recientemente, ha habido una absoluta falta de información sobre las razones y resultados del viaje del señor Maduro a China y otros lugares. Algunos presentan este viaje como una gira triunfal llena de logros, mientras que otros comentan que Maduro fue a recibir reclamos y pedir ayuda debido a los problemas de pago de los compromisos adquiridos con China. Estos compromisos estaban destinados a financiar grandes proyectos de transformación que Maduro tenía en mente.

Según la página web oficial del Ministerio del Poder Popular de Economía, Finanzas y Comercio Exterior, los proyectos estipulados para recibir estos fondos incluían la fabricación de autos Chery y autobuses Yutong, la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), el programa satelital, el plan Mi Casa Bien Equipada, el teleférico Mukumbarí, el tercer puente sobre el río Orinoco, entre otros. También se contemplaba el impulso de las telecomunicaciones, proyectos hidroeléctricos, desarrollo ferroviario y terrestre, proyectos industriales, energéticos, agrícolas y de producción de alimentos para las familias venezolanas, entre otros.

Sin embargo, al comparar esta lista con las realizaciones concretas, es evidente que casi nada de esto se ha llevado a cabo. El dinero que fluyó a través del Banco Nacional de Desarrollo se ha esfumado y las obras que se iniciaron quedaron inconclusas. Además, no se han rendido cuentas sobre el uso de estos fondos, que según se estima alcanzaron los 50.000 millones de dólares. Aunque parte de este dinero se ha devuelto a través de refinanciamientos y envío de petróleo, todavía quedan alrededor de 10.000 millones que se dice que China reclama a Maduro.

Las razones del viaje de Nicolás Maduro a China - Venezuela - Internacional  - ELTIEMPO.COM

A pesar de esto, Maduro ha obtenido el reconocimiento de China como «socio estratégico» en el discurso político. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los compromisos financieros deben ser cumplidos y tratar de engañar a China no será fácil, considerando la ambición imperial demostrada a lo largo de la historia.

Es importante destacar que recientemente Venezuela intentó unirse al grupo BRICS, conformado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, pero no tuvo éxito. En cambio, se aprobó el ingreso de otros países como Argentina, Egipto, Etiopía, Irán, Arabia Saudita y Emiratos Árabes. La falta de transparencia también se hace evidente en otros aspectos, como la falta de publicación de balances por parte de Pdvsa, la ocultación de cifras y estadísticas por parte de los organismos estatales, y la falta de información sobre los contratos con petroleras transnacionales y la distribución de las ventas de petróleo.

Las consecuencias de esta falta de transparencia son la falta de rendición de cuentas y la falta de responsabilidad en el ejercicio de la función pública, lo cual va en contra de la obligación constitucional establecida en el artículo 141.

En resumen, es evidente que existe una falta de transparencia en el gobierno de Venezuela. La falta de información sobre el reciente viaje de Maduro a China y la falta de rendición de cuentas sobre el uso de los fondos chinos son ejemplos claros de esta falta de transparencia. Es importante que los ciudadanos saquen sus propias conclusiones sobre la situación actual.