BBC interrumpe investigación sobre escándalo sexual tras salir a relucir nombre de unos de sus principales presentadores

0
379

La Policía ha pedido a la cadena BBC que interrumpa su investigación sobre el escándalo sexual que salpica a uno de sus principales presentadores, cuya identidad no ha sido desvelada, mientras los detectives indagan sobre este asunto, señaló la emisora en un comunicado divulgado este martes.

La emisora pública está envuelta en un fuerte escándalo después de que el tabloide “The Sun” publicase que un presentador pagó supuestamente altas sumas de dinero a un adolescente cuando éste era menor de edad para que le enviase fotografías sexuales.

La BBC emitió hoy un comunicado en el que aporta detalles sobre la forma en que abordó el caso, después de que la madre del joven -cuya identidad tampoco ha sido revelada- denunciara que un presentador pagaba a su hijo por imágenes sexuales, dinero que el chico utilizaba para financiar su adicción al crack.

Un equipo de investigación de la BBC, indica la nota, tuvo una reunión ayer con la Policía después de que “The Sun” publicase que el presentador pagó supuestamente más de 35.000 libras (40.000 euros) al menor desde que este tenía 17 años hasta los 20 – su edad actual- a cambio de las fotos de connotación sexual.

El tabloide publicó la historia a partir de las declaraciones que hizo la madre del joven, que, además, dijo que se había puesto en contacto con la cadena el pasado mayo para denunciar al presentador, pero éste continuó trabajando.

El presentador, cuyo nombre no puede ser divulgado por razones legales, ha sido suspendido por la BBC mientras que el director general, Tim Davie, ha ordenado una revisión de sus protocolos en torno a las quejas y denuncias que se reciben.

Tras la reunión con la Policía, “se ha pedido a la BBC que detenga sus investigaciones sobre las acusaciones mientras la Policía evalúa el trabajo“, precisa la nota.

“La BBC tiene procesos y protocolos para recibir información y gestionar las quejas cuando se hacen por primera vez. Siempre nos tomamos muy en serio estos asuntos y tratamos de gestionarlos con el debido cuidado. Los acontecimientos de los últimos días han demostrado cuán complejos y desafiantes pueden ser estos casos y cuán vital es que se manejen con la máxima diligencia y cuidado“, agrega el comunicado.

La BBC también ha indicado que un miembro de la familia del joven se quejó por primera vez el 18 de mayo, cuando fueron a un edificio de la cadena.

Los detalles de las reclamaciones se remitieron al Equipo de Investigaciones Corporativas de la BBC, que evaluó que las denuncias no incluían una acusación de delincuencia.

La emisora añade que los intentos posteriores de contactar al denunciante no tuvieron éxito, pero que el caso permaneció abierto.

El director general de la BBC, Tim Davie, dijo hoy que ha decidido revisar la manera en que se evalúan algunas quejas que recibe la organización y reconoció que hay “lecciones que aprender sobre cómo se pueden mejorar los procedimientos“.

Preguntado sobre el apoyo que ofrece la BBC al presentador, Davie afirmó que la corporación tiene “el deber de cuidar” al trabajador, algo que consideró “un factor muy importante” a tener en cuenta.

“Si miras la enormidad de la cobertura y todo lo que está pasando, soy muy sensible a eso. Creo que el deber de cuidar en este tipo de asuntos es fundamental y también va más allá de las personas que están en el centro del drama“, puntualizó.

Los abogados del joven emitieron anoche una carta para decir que las acusaciones contenidas en el periódico “The Sun”, redactadas a partir de las denuncias de su madre, eran “basura“.

Aún así, “The Sun” ha defendido su artículo y ha asegurado que tiene pruebas de lo ocurrido. Según ese diario, la madre del joven pudo ver en un vídeo a la estrella de la BBC en ropa interior “listo para que mi hijo actuase para él“.

EFE