Google lanzará campaña contra la desinformación antes de las elecciones europeas

0
296

Google está planeando lanzar una campaña contra la desinformación en cinco países de la Unión Europea (UE) antes de las elecciones parlamentarias que se llevarán a cabo en junio. El gigante tecnológico busca combatir la difusión de contenidos engañosos o maliciosos, ya que teme que puedan influir en los votantes.

Esta iniciativa surge en un momento en el que Francia, Polonia y Alemania han acusado a Rusia de crear una red de sitios web para difundir propaganda prorrusa. Además, la reciente entrada en vigor de la Ley de Servicios Digitales europea obliga a las grandes plataformas en línea y a los motores de búsqueda a tomar medidas más estrictas contra los contenidos ilegales y los riesgos para la seguridad pública.

La unidad interna de Google, Jigsaw, cuyo objetivo es hacer frente a las amenazas para la sociedad, lanzará una serie de anuncios animados en plataformas populares como TikTok y YouTube en Bélgica, Francia, Alemania, Italia y Polonia. Estos anuncios utilizarán técnicas como el «prebunking», desarrollado en colaboración con investigadores de universidades reconocidas, para ayudar a los espectadores a identificar contenidos manipuladores antes de encontrarse con ellos.

Además, los espectadores que vean los anuncios en YouTube serán invitados a completar un breve cuestionario de opciones múltiples para evaluar su conocimiento sobre la desinformación. Beth Goldberg, responsable de análisis de Jigsaw, destaca la importancia de esta campaña en un momento en el que la polarización política está en aumento y afirma que el «prebunking» es una técnica eficaz que funciona en todo el espectro político.

Google busca así contribuir a la protección de la democracia y combatir la influencia de la desinformación en el proceso electoral. Esta campaña se basa en experiencias anteriores de la empresa en Alemania y Europa Central, aprovechando su experiencia local en cada uno de los países seleccionados.

En resumen, Google está tomando medidas para combatir la desinformación en la UE antes de las elecciones parlamentarias. A través de una campaña con anuncios animados en plataformas populares, la empresa busca ayudar a los ciudadanos a identificar contenidos manipuladores y evaluar su conocimiento sobre la desinformación. Esta iniciativa se enmarca en un contexto en el que varios países han acusado a Rusia de difundir propaganda prorrusa y en el que la nueva ley de la UE exige medidas más estrictas contra los contenidos ilegales.