Marco Rubio pide sancionar a entidades del régimen chino que financian al tirano de Nicolás Maduro

0
247

Mientras Nicolás Maduro y Xi Jinping se reunían en Beijing, China, para asegurar el financiamiento económico para Venezuela, el senador republicano Marco Rubio enfatizó en una carta que “la administración Biden no puede seguir otorgando concesiones o cediendo a las absurdas demandas de los progresistas de extrema izquierda que están presionando al presidente Biden para que levante las sanciones contra el narcorégimen en Venezuela antes de que se celebren elecciones libres y justas”.El más completo resumen de noticias directo a tu correo ¡Suscríbete y entérate primero!

Rubio envió una carta al secretario de Estado Antony Blinken y a la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, instando a que “se mantengan sanciones económicas específicas contra el régimen criminal”. Además, la carta pidió que se apliquen sanciones a las entidades chinas que proporcionan fondos a Maduro.

Nicolás Maduro acompañado por Cilia Flores, descendiendo del avión presidencial después de llegar al aeropuerto internacional de Bo’an en Shenzhen, China. (Foto por Folleto / Oficina de Prensa Miraflores / AFP)

El texto completo de la carta se encuentra a continuación:

Estimados secretarios Blinken y Yellen

Escribo con seria preocupación sobre la creciente relación entre Caracas y Beijing y pido a la Administración Biden que se asegure de que no se levanten las sanciones contra el criminal narcorégimen venezolano. También insto a la administración a comunicar públicamente que cualquier decisión de una entidad china de proporcionar nuevos fondos para el régimen venezolano se enfrentará con sanciones de Estados Unidos.

Como sin duda saben, Nicolás Maduro se encuentra actualmente en Beijing para reunirse con el secretario general del Partido Comunista Chino, Xi Jinping, en lo que será la reunión de más alto nivel entre los dos países en cinco años. Se espera que Nicolás Maduro solicite asistencia económica y de desarrollo en un esfuerzo por mejorar su capacidad para “ganar” las elecciones presidenciales programadas para el próximo año. Según informes de prensa, la delegación de Maduro también incluye a la vicepresidenta Delcy Rodríguez y al ministro de Petróleo, Pedro Tellechea, para discutir “posibles empresas conjuntas entre China y la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA)”. Además, según los informes, Maduro está buscando el pago de la deuda y obtener nuevas líneas de crédito para la infraestructura que construirán las empresas estatales de la República Popular China (RPC).

Desde prohibir los partidos políticos de oposición, hasta negar el resultado de las elecciones presidenciales de 2019, hasta ordenar el asesinato y la desaparición forzada de miles de venezolanos en centros de tortura, incluido El Helicoide, Nicolás Maduro y su régimen han consolidado despiadadamente su control autoritario sobre Venezuela desde que asumieron ilegítimamente el cargo en 2019. La mala gestión política y económica del régimen ha causado la mayor crisis de refugiados del mundo, que ha llevado a más de 7 millones de venezolanos a huir de su patria. Para empeorar las cosas, el narcorégimen continúa financiando organizaciones terroristas en la vecina Colombia, además de fomentar la inestabilidad y servir como patrocinadores de una importante red internacional de narcotráfico que contribuye a la creciente epidemia de opioides en nuestro país. Revertir cualquier sanción que beneficie al régimen venezolano, así como a PDVSA, la producción o refinamiento de petróleo, o infundir efectivo chino en el régimen de Maduro es una amenaza directa contra los intereses de seguridad nacional de los Estados Unidos y la seguridad y el bienestar de nuestra región. Hacerlo abriría otra puerta para que China aumente la influencia económica y militar en nuestro hemisferio y socave las perspectivas de un retorno al orden democrático en Venezuela.

Debido a la amenaza que representa el régimen de Maduro tanto para los Estados Unidos como para el pueblo venezolano, el Congreso y las sucesivas administraciones han impuesto sanciones específicas contra el régimen de Maduro y contra aquellos que buscan apoyarlo a través de la Ley bipartidista de Defensa de los Derechos Humanos y la Sociedad Civil de Venezuela de 2014 (PL 113-278), la Ley VERDAD de 2019.(P.L. 116-94), y sucesivas órdenes ejecutivas. Específicamente, la Orden Ejecutiva 13884 autoriza al Presidente a imponer sanciones a “cualquier persona determinada por el Secretario del Tesoro, en consulta con el Secretario de Estado, que haya asistido materialmente, patrocinado o proporcionado apoyo financiero, material o tecnológico, o bienes o servicios para o en apoyo de” el régimen de Maduro.

Los funcionarios y entidades en la República Popular China deben ser informados de que si deciden ayudar a Maduro en su represión en curso contra el pueblo venezolano, estarán sujetos a sanciones de los Estados Unidos. Le insto a que se asegure de que todas las sanciones contra Venezuela permanezcan vigentes y comunique públicamente los riesgos que las entidades chinas están asumiendo al apoyar al régimen de Maduro y, en caso de que estas advertencias no sean escuchadas, esté preparado para aplicar plenamente las sanciones contra estas entidades.

Le agradezco de antemano su atención a este asunto.