Muere Paola Roldán, la mujer que logró la despenalización de la eutanasia en Ecuador

0
236

Tras una larga y dolorosa batalla contra una enfermedad degenerativa, Paola Roldán perdió la vida, pero no sin antes lograr un hito importante en Ecuador: la despenalización de la eutanasia. Su lucha legal por el derecho a una muerte digna sensibilizó al país y dejó un legado perdurable.

Paola Roldán vivió acostada y conectada a un respirador debido a la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad que debilita los músculos y limita los movimientos. Durante años, Paola vivió en estas condiciones junto a su esposo Nicolás y su hijo Oliver. La ELA es una enfermedad rara que afecta a dos de cada 100.000 personas en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

Desde que fue diagnosticada en 2020, Paola emprendió una campaña de sensibilización sobre la ELA y decidió demandar ante la Corte Constitucional de Ecuador para despenalizar la eutanasia. Su objetivo era que las personas con enfermedades terminales tuvieran la opción de elegir una muerte digna y sin sufrimiento innecesario.

Después de meses de deliberación, el 7 de febrero la Corte Constitucional emitió un fallo favorable a la demanda de Paola, convirtiendo a Ecuador en el noveno país en despenalizar la muerte asistida en circunstancias extremas. Esta victoria legal fue el resultado de la valentía y determinación de Paola, cuyo impacto perdurará en la sociedad ecuatoriana.

Paola probó diferentes terapias en busca de una cura para la ELA, pero los síntomas se hicieron cada vez más evidentes. Su casa tuvo que adaptarse a su nueva realidad, con una cama hospitalaria en lo que solía ser el comedor. A través de las redes sociales, Paola compartió su experiencia y contactó a otros pacientes con ELA en Ecuador.

La parte más difícil para Paola fue saber que dejaría atrás a su hijo Oliver. Durante un año, Paola preparó una «cápsula del tiempo» con regalos para los futuros cumpleaños de Oliver y recuerdos de ella, para que su hijo pudiera tener recuerdos de su madre en momentos importantes de su vida.

Paola también expresó su agradecimiento a su esposo por su apoyo incondicional durante todo el proceso. Sin embargo, su decisión de hacer pública su situación y luchar por una muerte digna también tuvo consecuencias negativas, enfrentando críticas y juicios por parte de algunos.

A pesar de todo, Paola Roldán dejó un legado importante en Ecuador, allanando el camino para un cambio significativo en la legislación del país y permitiendo que las personas con enfermedades terminales tengan la opción de despedirse con dignidad. Su valentía y determinación son un ejemplo para todos, y su impacto perdurará en la sociedad ecuatoriana.