Gobierno de Maduro entregó cajas de documentos a la CIJ en caso con Guyana

0
161

El gobierno de Venezuela anunció el lunes que ha presentado a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) «un documento y sus respectivas copias que revelan la verdad histórica y pruebas» que respaldarían la afirmación de que Venezuela tiene la única titularidad sobre el territorio al oeste del río Esequibo, que está en disputa con Guyana.

Delcy Rodríguez, vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, calificó el «laudo criminal de 1899» como un fraude. Afirmó que Venezuela «nunca ha aceptado la jurisdicción de la Corte en esta controversia territorial; el único instrumento válido es el Acuerdo de Ginebra de 1966, y así se ha demostrado» en los documentos presentados.

«Venezuela presenta ante la CIJ un documento y sus respectivas copias que revelan la verdad histórica y pruebas que demuestran que somos los únicos con derechos sobre el territorio de la Guayana Esequiba», aseguró Rodríguez.

Un video publicado por Rodríguez en su cuenta oficial de X muestra cómo varias personas vestidas de traje introducen cajas selladas en una furgoneta y las llevan al Palacio de la Paz, sede de la CIJ en La Haya, donde las sacan y las colocan en un carro para llevarlas al tribunal.

Venezuela reclama la región de Esequibo, que representa aproximadamente el 70% del territorio de Guyana, incluyendo las reservas de petróleo en alta mar. Argumenta la anulación del laudo arbitral de 1899 debido a que «afectó fraudulentamente 159.500 kilómetros cuadrados del territorio» de la Guayana Esequiba.

El gobierno venezolano reconoce el Acuerdo de Ginebra como el único instrumento legal para resolver esta controversia. Este acuerdo, firmado en 1966 con el Reino Unido antes de la independencia de Guyana, establece las bases para una solución negociada, pero las negociaciones se han extendido durante más de dos décadas sin resultados.

En 2018, Guyana presentó una demanda contra Venezuela en la CIJ y en abril del año pasado, la Corte se declaró competente para pronunciarse sobre el caso, lo cual fue un revés para Caracas, ya que había intentado que se declarara «inadmisible» este caso.

Según Venezuela, se ha entregado un «documento que contiene la sólida verdad y la posición oficial con respecto a las bases históricas y actuales» de su derecho soberano sobre la Guayana Esequiba.

Sin embargo, enfatizó que la entrega de este documento «no implica el consentimiento de Venezuela ni el reconocimiento de la jurisdicción de la Corte» ni su posible decisión sobre la controversia territorial.

«El 17 de febrero de 1966, Venezuela, el Reino Unido y la entonces Guyana Británica, hoy República Cooperativa de Guyana, firmaron el Acuerdo de Ginebra con el objetivo de poner fin a la controversia territorial mediante un arreglo práctico, aceptable y satisfactorio para todas las partes. Este acuerdo está vigente y es el marco normativo que las partes deben cumplir de buena fe, de acuerdo con el derecho internacional», afirmó el régimen.

Caracas expresa su «desconfianza» hacia mecanismos como el tribunal y señala lo que considera acciones que «desacreditan» a la CIJ, como su supuesta «complacencia» frente al «genocidio en marcha en Gaza», sin exigir un cese al fuego inmediato al gobierno de Israel y beneficiando a los poderes coloniales.