La reina Sofía, de 85 años, fue ingresada en la noche de ayer, martes, en la clínica Ruber Internacional de Madrid debido a una infección del tracto urinario.

0
178

Según fuentes de la Casa Real, su evolución está siendo «muy rápida y favorable».

Doña Sofía se encuentra actualmente «en observación», aunque el Palacio de la Zarzuela no ha precisado la duración de su ingreso hospitalario.

La última vez que la madre de Felipe VI fue vista en público fue el pasado lunes, en el funeral de su sobrino, Fernando Gómez-Acebo, donde estuvo acompañada por los reyes, Juan Carlos I, las infantas Elena y Cristina, y otros miembros de la familia real.

Además, el sábado anterior asistió al convite de la boda del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, con Teresa Urquijo, evento al que también acudieron el rey emérito y sus dos hijas. En ambas ocasiones, la reina Sofía lucía un buen aspecto, y no se tiene constancia de otros ingresos hospitalarios debido a que siempre ha gozado de buena salud.

A pesar de su estado de salud, la reina ha mantenido en las últimas semanas su agenda de actos, que tenía previsto retomar el próximo viernes con una visita al banco de alimentos de Huesca.

El rey Felipe VI visitó a su madre en la clínica Ruber Internacional de Madrid, llegando al centro hospitalario pasadas las 16.45 horas y dirigiéndose a la habitación donde se encuentra en observación.

Ante la buena evolución de la enfermedad de la reina Sofía, el monarca ha continuado con su agenda y ha celebrado dos audiencias con mandos militares en el Palacio Real este mediodía.

Por el momento, no se espera la visita del rey Juan Carlos, quien abandonó Madrid el pasado lunes tras el funeral rumbo a Ginebra.