Quién es María Corina Machado la liberal que fue electa para enfrentar al régimen de Nicolás Maduro en 2024

0
288

María Corina Machado ha ganado con un amplio margen las elecciones primarias de la oposición en Venezuela. Si el régimen finalmente confirma el calendario electoral, ella será la candidata unificada de toda la oposición en las elecciones presidenciales de 2024.

Machado es ingeniera industrial y especialista en finanzas por el Instituto de Estudios Superiores de Administración. También es egresada del programa de líderes mundiales en políticas públicas de la Universidad de Yale. Tiene un largo historial en la política venezolana.

Hace 23 años, Machado comenzó su incursión en la política, pero tardó dos años en darse a conocer a gran escala. En 2002, co-fundó la organización no gubernamental Súmate, que se encargaba de promover la transparencia electoral y la participación ciudadana.

Desde el principio, Machado dejó en claro su postura antichavista y su determinación de acabar con la corrupción y los abusos del régimen. En 2004, desde Súmate, impulsó la recolección de alrededor de cuatro millones de firmas para convocar a un referéndum revocatorio contra el entonces presidente Hugo Chávez.

En 2010, fue elegida diputada a la Asamblea Nacional por el estado de Miranda, obteniendo la mayor cantidad de votos entre los legisladores. Un año más tarde, asumió el cargo.

En 2012, fundó el partido Vente Venezuela, el cual sigue liderando. Se postuló como candidata en las elecciones primarias presidenciales organizadas por la Mesa de Unidad Democrática, una alianza de partidos opositores. Sin embargo, su desempeño fue pobre, quedando en tercer lugar con solo el 3,81% de los votos, frente a Henrique Capriles, el candidato de Primero Justicia, quien obtuvo el 64,33%.

A pesar de esto, Machado no se detuvo en su lucha contra el chavismo y su exigencia de restitución del orden democrático en el país. En febrero de 2014, convocó a una ola de protestas conocida como «La salida», organizada junto a Leopoldo López, fundador del partido Voluntad Popular, y Antonio Ledezma, de Alianza al Bravo Pueblo. Estas protestas se mantuvieron hasta junio de ese año.

Mientras estas manifestaciones tenían lugar, en marzo de 2014, Machado aceptó el cargo de embajadora alterna de Panamá ante la Organización de Estados Americanos (OEA). Desde esta posición, denunció las atrocidades y violaciones a los derechos humanos del régimen ante el Consejo Permanente.

Sin embargo, esta decisión le costó su cargo en la Asamblea Nacional, ya que el oficialismo la acusó de traición a la patria y de estar involucrada en planes magnicidas. Estas acusaciones aún generan interrogantes.

Desde entonces, Machado ha sido objeto de numerosos intentos del régimen chavista de silenciarla y sacarla de la escena política. Por ejemplo, se le ha prohibido salir del país como medida cautelar mientras se lleva a cabo la investigación mencionada anteriormente, que ya lleva nueve años. Además, tiene restricciones para moverse dentro del territorio, ya que muchas aerolíneas se niegan a permitirle abordar.

En los últimos meses, el régimen la inhabilitó para ejercer cargos públicos durante 15 años, alegando supuestos errores y omisiones en sus declaraciones de patrimonio. Esta medida buscaba dejarla fuera de la contienda electoral, ya que si resulta ganadora, no podría competir el próximo año.

Sin embargo, Machado no se ha retirado de la campaña, sino que ha asegurado que continuará con más fuerza hasta el final. En caso de llegar a la presidencia, su propuesta incluye un plan de libre mercado, con apoyo a la propiedad privada y al estado de derecho, alejado de los ideales socialistas que actualmente rigen en el país.

También plantea un programa de inversiones mixtas en infraestructura, bienes públicos y educación, con el objetivo de lograr estabilidad fiscal y monetaria. Además, propone un programa de privatizaciones de empresas, incluyendo la estatal petrolera PDVSA, que ha sido objeto de críticas.

Por último, se compromete a restablecer las garantías económicas, jurídicas y sociales, y a restaurar el orden democrático completo.

«¡Venga vieja!», gritaron los seguidores de Machado mientras se contaban los votos en un centro de votación en Caracas. A diferencia del sistema electoral automatizado utilizado por las autoridades, las elecciones primarias de la oposición fueron realizadas mediante un escrutinio manual.

La opositora venezolana María Corina Machado es la gran favorita para las primarias del próximo domingo (EFE/Miguel Gutierrez)

La primaria se llevó a cabo cinco días después de la firma de un acuerdo en el proceso de negociación entre el gobierno y la oposición, que estableció las elecciones presidenciales para el segundo semestre del próximo año, con observación de la Unión Europea y otros actores internacionales.

Estados Unidos respondió levantando las sanciones petroleras contra el país por seis meses, pero condicionando esto a la eliminación de las inhabilitaciones, un tema complicado en el que el chavismo no quiere ceder.

Machado expresó su satisfacción con los resultados de las elecciones primarias y destacó la participación ciudadana tanto en Venezuela como en otros países donde se realizaron votaciones.

Con información de AFP.