EE.UU. sanciona a expresidentes salvadoreños por lavado de dinero y corrupción

0
389

Los expresidentes de El Salvador, Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén, respectivamente, aparecen como parte de los nuevos funcionarios centroamericanos, 39, específicamente, sancionados por el gobierno de Estados Unidos, de acuerdo con la última actualización de la Lista Engel.

Por El Político

Los cargos que pesan contra Funes y Sánchez Cerén, según el Departamento de Estado, serían presuntos actos de sobornos, malversación y blanqueo de capitales durante sus respectivas presidencias. Del primero, las autoridades norteamericanas sostienen que robó millones de dólares de las arcas públicas. A Sánchez Cerén lo señalan por sobornos millonarios.

Al respecto, Funes respondió a través de su cuenta de Twitter y calificó los alegatos para sancionarlo como una «persecución política» y «montaje», además de aseverar que su inclusión en la Lista Engel sería una supuesta demostración de apoyo por parte de EE.UU. a las intenciones de su sucesor y actual presidente de El Salvador, Nayib Bukele, de reelegirse en el cargo.

«Estados Unidos acostumbra a promover ‘factores de desestabilización’ cada vez que enfrenta una crisis económica y está vez no es la excepción. Para EE.UU., la izquierda en el poder no le es útil para consolidar sus intereses en la región y debe acabar con ella y anular a sus líderazgos», aseveró el exmandatario asilado en Nicaragua desde 2016.

Las sanciones se extienden a otros países centroamericanos. El Departamento de Estado detalló que estas personas en la Lista Engel, que incluyen a funcionarios de Guatemala, Honduras y Nicaragua, «han participado a sabiendas en acciones que socavan procesos o instituciones democráticas, corrupción significativa u obstrucción de investigaciones sobre tales actos de corrupción», entre los que destacan ministros, jueces y parlamentarios.

Guatemala, tras conocerse la noticia, salió en defensa de los sancionados mediante un comunicado en el cual calificó de «deleznable» la inclusión en la Lista Engel.

«(…) A criterio de expertos en derechos humanos de ONU, se está utilizando por los Estados Unidos para imponer jurisdicción a personas en el extranjero, perjudicando los derechos humanos de los señalados y quebrantando su presunción de inocencia y derecho al debido proceso», zanjó el gobierno guatemalteco en el oficio. Lea más aquí.