El español asesinado en un ataque de Hamás fue quemado vivo con su pareja, según Israel

0
426

Estas mismas fuentes precisaron que los restos de Illarramendi y su esposa, la chilena Loren Garcovich, serán enterrados en Israel y en España.

Madrid (EFE) – 8 de noviembre de 2023

El ciudadano español Iván Illarramendi, quien perdió la vida en un ataque perpetrado por Hamás, fue víctima de un atroz acto en el que él y su esposa resultaron quemados vivos en su hogar en un kibutz cercano a Gaza durante el ataque de la milicia palestina el pasado 7 de octubre, según informó un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel a EFE.

Estas mismas fuentes indicaron que los restos de Illarramendi y su esposa chilena, Loren Garcovich, serán sepultados tanto en Israel como en España.

Cuando se les preguntó a las fuentes de EFE sobre la demora en la identificación de los restos, el portavoz explicó que estos consisten únicamente en cenizas y escasas partes de sus cuerpos que no pueden ser separadas.

Loren Garcovich, de 47 años, también perdió la vida en el mismo ataque, como confirmó la embajadora israelí en España, Rodica Radian-Gordon.

«Estamos profundamente apenados por la noticia del cruel asesinato de Iván Illarramendi. Fue identificado un mes después de la masacre terrorista cometida por Hamás en Israel, junto a su esposa», escribió la diplomática en su cuenta de X.

Iván Illarramendi, de 46 años y originario de Zarautz, Guipúzcoa, es la segunda víctima española tras el ataque terrorista de Hamás, siendo la primera la ciudadana hispano-israelí Maya Villalobo Sinvany, cuya muerte fue confirmada por el Ministerio de Asuntos Exteriores el pasado 11 de octubre.

El español residía con su esposa chilena en un kibutz a dos kilómetros de la franja de Gaza, donde fue secuestrado, sin que hasta el momento se conociera su destino.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, confirmó el 17 de octubre que Iván Illarramendi era uno de los rehenes en manos de Hamás y exigió su liberación, al igual que la de otros secuestrados.

El 7 de octubre, más de mil milicianos del grupo islamista Hamás llevaron a cabo un ataque terrorista en Israel, resultando en alrededor de 1.400 muertes, cerca de 5.400 heridos, más de 200 secuestrados y un número similar de personas desaparecidas.

La otra víctima española, que tenía doble nacionalidad hispano-israelí y contaba con 19 años, se encontraba en la base de Nahal Oz, cerca de la frontera de Gaza, mientras cumplía con el servicio militar. Su padre es profesor titular del departamento de Microbiología de la Universidad de Sevilla.

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, expresó su preocupación por el retraso en la autorización para la salida de un grupo de españoles, que incluye a casi 80 niños, de Gaza, señalando que el operativo de evacuación ya está listo en Egipto.

Familia Tawfik de Mérida, cuyo padre de origen gazatí sigue atrapado en medio del conflicto en la Franja de Gaza, denunció que Israel está retrasando la salida de españoles a través del paso fronterizo de Rafah, dando prioridad a ciudadanos de países que apoyan su política, como Estados Unidos.

Pedro Sánchez, el jefe del Ejecutivo en funciones, expresó su consternación por la muerte de Iván Illarramendi y su esposa chilena, Loren Garcovich, al enterarse de que el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí confirmó que no fueron secuestrados por el grupo islamista palestino Hamás, como se había sugerido inicialmente.