Revelan el oscuro origen de los lingotes de oro encontrados al senador demócrata Bob Menéndez

2
252

Un empresario fue víctima de un robo en 2013 pidió recuperar los 22 lingotes de oro que le sustrajeron. Una década después se encontraron cuatro barras en la casa del senador Menéndez.

Al menos cuatro lingotes de oro encontrados en el registro del FBI en la casa del senador Bob Menéndez habían estado directamente vinculados con un empresario de Nueva Jersey ahora acusado de sobornar a Menéndez, el senador principal del estado, según muestran los registros del fiscal del condado de Bergen de un caso de robo de 2013.

El empresario Fred Daibes denunció a la policía que fue víctima de un robo a mano armada en 2013 y pidió a las autoridades que recuperaran los lingotes de oro que le habían robado. Daibes informó que se robaron 500.000 dólares en efectivo y 22 lingotes de oro, en Edgewater, Nueva Jersey, según muestran los registros policiales. Posteriormente, la policía arrestó a cuatro personas con los bienes robados.

Para recuperar su propiedad, Daibes firmó “formularios de autorización de propiedad” que certificaban que los lingotes de oro le pertenecían, según muestran los registros.

“Cada lingote de oro tiene su propio número de serie”, dijo Daibes a los investigadores en una transcripción de 2013 realizada por los fiscales y la policía que recuperaron (y devolvieron a Daibes) los objetos de valor robados. «Están todos estampados… nunca verás dos estampados de la misma manera».

Una década después, dijo, el FBI encontró cuatro lingotes de oro con números de serie únicos en Clifton, Nueva Jersey, casa de Menéndez y su esposa, Nadine.

En la acusación de soborno contra Menéndez y Daibes de este año, los fiscales incluyeron fotografías de algunos de los presuntos sobornos encontrados en la casa de Menéndez, incluidos cuatro lingotes de oro. Los números de serie de los cuatro lingotes de oro en la acusación de soborno parecen coincidir exactamente con cuatro de los lingotes de oro que Daibes certificó como robados y devueltos a él en el caso de robo de 2013.

Por ejemplo, un lingote de oro de Swiss Bank Corp. con número de serie 590005 que el FBI dijo que había incautado de la casa de Menéndez en una búsqueda este año también había sido denunciado como robado por Daibes -y devuelto a él- una década antes. La firma y las iniciales de Daibes aparecen en el registro de pruebas, que incluía cada lingote de oro específico con su correspondiente número de serie.

“Todo esto significa malas noticias para el senador Menéndez, porque la cadena de custodia, al parecer, va a ser muy fácil de demostrar”, dijo el analista legal de NBC Danny Cevallos.

Era noviembre de 2013 cuando Daibes, un promotor inmobiliario millonario, dijo a la policía que había sido víctima de un robo a punta de pistola en su ático en Edgewater. Dijo que lo ataron a una silla mientras los ladrones se llevaban dinero en efectivo, oro y joyas.

Los cuatro sospechosos fueron rápidamente capturados y luego se declararon culpables. Daibes asistió al proceso judicial como víctima. El 13 de diciembre de 2013, Daibes firmó documentos para recuperar su propiedad, incluidos los lingotes de oro.

Cevallos dijo que si Daibes, de hecho, les dio lingotes de oro a Bob y Nadine Menéndez, eso por sí solo no prueba el delito de soborno.

“¿Hubo un quid pro quo? ¿Fue a cambio de los actos oficiales del senador… o promesas de los mismos?», dijo Cevallos.

El FBI dijo que el quid pro quo entre Menéndez y Daibes incluía esfuerzos de Menéndez para influir en la oficina del fiscal federal de Nueva Jersey, que en 2018 estaba investigando a Daibes en relación con un delito separado de fraude bancario.

Daibes y Menéndez, junto con los otros coacusados ​​Nadine Menéndez, Wael Hana y José Uribe, niegan haber actuado mal y se han declarado inocentes.

“Las acusaciones en mi contra son sólo eso: acusaciones”, dijo Menéndez en una conferencia de prensa después de que se revelara la acusación de soborno. En una declaración sobre los vínculos de los lingotes de oro encontrados en su casa con un robo ocurrido hace una década, el abogado de Menéndez dijo que “no comentará sobre filtraciones anónimas en los medios diseñadas para perjudicar su derecho a un juicio justo. Espera abordar los reclamos del gobierno en los tribunales, basándose en un registro completo de las pruebas”.

Menéndez ha negado haber recibido sobornos de Daibes a pesar de que los fiscales alegan que las pruebas muestran que las huellas dactilares y el ADN de Daibes se encuentran en algunas de las decenas de miles de dólares en efectivo encontrados en la casa de Menéndez.

“Durante 30 años, he retirado miles en efectivo de mi cuenta de ahorros personal, que he guardado para emergencias y debido a la historia de mi familia enfrentando confiscación en Cuba”, dijo Menéndez.

Menéndez y su esposa también están acusados ​​de recibir sobornos de Hana, un empresario, dijo el FBI. A cambio, alegaron los investigadores, Menéndez utilizó su posición como presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado para ayudar a Hana a ganar un contrato exclusivo de inspección de carne halal con el gobierno egipcio. También dijeron que a cambio de sobornos, Menéndez intentó ayudar al gobierno de Egipto con la venta de armas.

Los fiscales dijeron que Menéndez también aceptó un Mercedes y otros sobornos de Uribe. A cambio, dijeron los fiscales, Menéndez se ofreció a tratar de ayudar a Uribe con una investigación en curso del fiscal general del estado.

En cuanto al caso separado de fraude bancario de Daibes, un juez federal de Nueva Jersey desestimó un acuerdo de declaración de culpabilidad en el que se declaró culpable de un cargo y se enfrentó a una sentencia de libertad condicional después de que salieran a la luz los nuevos cargos de soborno.

Un abogado de Daibes dijo que confía en que su cliente “será exonerado cuando se escuchen todas las pruebas”.

“Las acusaciones en mi contra son sólo eso: acusaciones”, dijo Menéndez en una conferencia de prensa en su estado natal en septiembre después de que se revelara la acusación de soborno.

Por Primer Informe

2 COMENTARIOS

Los comentarios están cerrados.